Tamaulipas.- Al menos 200 solicitudes de adopción están siendo estudiadas por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Tamaulipas, con el fin de brindar una nueva oportunidad a menores de edad que se encuentran en condiciones no favorables.

Este 9 de noviembre se celebra en el mundo el Día de la Adopción, acto que ha cambiado la vida a millones de menores de edad al ofrecerles una nueva oportunidad.

Sobre ello Karina Leija Cruz, procuradora de Protección a Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del DIF Tamaulipas, señaló que en la entidad se cuenta con un marco jurídico claro que fomenta la adopción de menores de edad por parte de parejas no solo en el estado sino en el país como en el extranjero.

Actualmente se tiene un estimado de 200 solicitudes de adopción, las cuales están bajo el escrutinio estricto con el fin de garantizar la seguridad de los menores, quienes tienen derecho a una vida digna, salud, educación y apoyo emocional.

En los centros de atención del DIF, que albergan a pequeños menores víctimas de violencia familiar, abuso sexual, maltrato infantil, entrega voluntaria, orfandad, expósitos (abandonados en vía pública), hay menores que van desde los dos meses a los 17 años, a quienes se les proporciona atención como estudio, salud, apoyo emocional.

PROCESOS CONCRETADOS DE ADOPCIÓN EN TAMAULIPAS

En la presente gestión estatal, explicó, Tamaulipas ha concluido con 99 procesos de adopción a la fecha, en donde los menores han encontrado una familia para iniciar una vida mejor.

Parte ha cambiado su residencia a entidades como Nuevo León, Guanajuato, Yucatán, Estado de México, Guerrero, además de que dos de ellos residen en Estados Unidos.

Destaca que en colaboración con el estado de Aguascalientes se han concretado nueve procesos de adopción y, en todos los casos, hay seguimiento para asegurar el futuro y condiciones adecuadas de los menores.

Sobre ello, Leija Cruz señala que en Tamaulipas se han tomado acciones para contar con una normatividad que proteja a los menores en todo momento, a la vez de fomentar la adopción de ellos por parte de parejas solicitantes.

En ese sentido, la administración estatal aprobó reformas a la Nueva Ley de Adopciones en Tamaulipas, la cual es muy específica permitiendo procesos más rápidos sin descuidar la seguridad del menor.

Uno de los cambios de esta nueva Ley es que contempla desde el inicio del proceso que los menores de edad se incorporen a una familia de acogimiento.

Lo anterior, siempre y cuando las parejas solicitantes hayan sido consideradas idóneas para el proceso de adopción en aspectos psicológicos, salud y económicos.

¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS PARA ADOPTAR?

Para concretar esto en la entidad se debe cumplir con varios trámites, entre ellos tener al menos 25 años, exceptuando este requisito en caso de que el adoptante mayor de edad sea un familiar en línea recta o colateral hasta tercer grado, en pleno ejercicio de sus derechos, casado o libre de matrimonio, siempre que sea lo más favorable para el adoptado.

También se deberán acreditar: Que la adopción es benéfica para la persona que se trata de adoptar; ser apto y adecuado para adoptar, de conformidad con el Certificado de Idoneidad emitido por el Sistema DIF Tamaulipas.

No tener enfermedades degenerativas o incapacitantes graves, enfermedades crónicas que requieran condiciones de vida especiales, enfermedades que supongan tratamientos intensos como radiológicos, químicos o quirúrgicos, o enfermedades graves ya tratadas que puedan reproducirse.

En caso de trastornos psiquiátricos en fase de remisión se considerará prudencial que haya transcurrido un plazo de cinco años desde tal remisión, precisando de un informe del profesional correspondiente.

Tener un medio de vida estable, suficiente y comprobable con acceso a servicios de salud, seguridad social, vivienda con calidad, espacios y servicios básicos.

Que no se encuentra sujeto a proceso por algún delito contra la vida o la salud personal, contra la libertad, contra la intimidad, contra la libertad o la seguridad sexuales, contra la familia o de maltrato, pues de ser así se posterga el trámite hasta que se dicte sentencia absolutoria y haya causado estado la misma.

La intención es dar una nueva oportunidad a los menores de contar con un hogar y de esta manera cumplir con ese derecho que la infancia tiene de crecer feliz y en familia. (www.elsoldetampico.com.mx)