Durante el evento de entrega del Hospital General Regional 270 del IMSS, el político mexiquense mencionó que si bien es cierto Tamaulipas y varios estados de la zona fronteriza de nuestro país en algunos momentos han estado señalados por los altos índices de criminalidad, lo que es un hecho, y lo que los resultados y las cifras hablan por sí mismas, sí ha habido una disminución sensible en la comisión de varios de los delitos.

En Reynosa, Tamaulipas, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al hacer un balance en materia de seguridad en dicha entidad, afirmó que pese a los secuestros y extorsiones, hay avances importantes. Dio a conocer las últimas cifras y reconoció que aun falta mucho por hacer.

Durante el evento de entrega del Hospital General Regional 270 del IMSS, el político mexiquense mencionó que si bien es cierto Tamaulipas y varios estados de la zona fronteriza de nuestro país en algunos momentos han estado señalados por los altos índices de criminalidad, lo que es un hecho, y lo que los resultados y las cifras hablan por sí mismas, sí ha habido una disminución sensible en la comisión de varios de los delitos.

“Hasta hace muy poco, hasta hace apenas tres años, que es algo que yo quiero hacer referencia, que es cuando asumimos, precisamente, la titularidad del Ejecutivo Federal, en este tiempo ha habido una disminución en la comisión de varios delitos”.

En su discurso indicó que hay un proceso de evolución en el comportamiento de las bandas criminales, en otro momento enfrentadas entre sí, cometiendo delitos de alto impacto, y en donde –dijo- hicimos una tarea para ir disminuyendo esas capacidades, para detener a los blancos, y me refiero a los delincuentes de mayor peligrosidad y llevarlos ante la justicia.

“Y déjenme compartir cifras, particularmente de Tamaulipas, de estos tres años, para significar los avances que ha habido, y también reconocer en dónde nos falta avanzar, dónde ha habido una evolución y un cambio en el comportamiento de las, insisto, organizaciones criminales que, obviamente, nos llevan a definir, también, acciones específicas para combatir cierto tipo de delitos”.

“Déjenme compartir cuatro cifras en donde hay avances importantes y dos donde claramente nos deja ver que hoy tenemos que hacer esfuerzos mayores para combatir este tipo de delitos”.

Peña Nieto refirió que los homicidios dolosos es quizás los que más afectan la convivencia entre la población, los que generan mayor miedo entre una sociedad. Dijo que en 2012 en Tamaulipas, se cometió la cifra de 952 y en 2015 hubo 500 homicidios dolosos, es una disminución de casi 50 por ciento, prácticamente la mitad de los que se cometían hace tres años.

Agregó que en 2012, se registraron 7 mil 136 robos con violencia; en 2015, se registraron 5 mil 307, es decir, una disminución de prácticamente un 26 por ciento. En robos de vehículos compartió que en 2012 se llevaron a cabo 5 mil 370; en 2015, 3 mil 703; una disminución de 31 por ciento.

“Robos en carreteras. En 2012, hubo 133; en 2015, 48. Una disminución de 63 por ciento.

En dónde tenemos que hacer hoy un frente común para combatir un delito, que a partir de haber disminuido éstos, se incrementaron otros: secuestros y extorsiones”.

El jefe de la nación indicó que la buena noticia es que no obstante que estos secuestros, lamentablemente, tuvieron un repunte después de que los otros delitos disminuyeron; los secuestros y extorsiones, los cometidos en 2015, contrastados con los que hubo en 2014, muestran ya una tendencia a la baja. Por eso, no podemos bajar la guardia.

“Hoy, y en esta etapa de la recta final de la administración del Gobernador Egidio Torre, quiero comprometer y, además, el que asumamos tarea conjunta, señor Gobernador, para focalizar nuestros esfuerzos y lograr una reducción aún más sensible y significativa a los avances que hemos tenido en esta entidad en materia de seguridad pública, para beneficio de las familias tamaulipecas”. (http://www.noticiasmvs.com/)