El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se va regularizando el abasto de gasolina en los estados afectados y la tendencia es que pronto regrese a la normalidad.

Acompañado por integrantes de su Gabinete, en su conferencia de prensa matutina, López Obrador dijo que gracias al operativo especial en el ducto de Tuxpan, han logrado que desde el viernes pasado no se cometa ningún sabotaje en esta vía.

La Canacar confirma llegada de más pipas con gasolina al Estado
«Teníamos un sabotaje casi diario hasta el viernes a las 11 de la noche, a partir de ahí no han podido rompernos el ducto», dijo desde el salón Tesorería de Palacio Nacional.

El Presidente destacó la participación de elementos del Ejército, Marina y Policía Federal en la vigilancia de los ductos de Pemex.

El Mandatario expresó que una vez que resuelvan el problema del «huachicol», pasarán a otros, pero «uno por uno». (Informador.com.mx)