Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con una cifra de poco más de cinco mil desaparecidos en Tamaulipas, la Procuraduría de Justicia del estado decidió abrir fosas comunes para tomar muestras de ADN a los cadáveres y cotejarlos con el de los familiares de las víctimas.

El procurador de Justicia del Estado, Ismael Quintanilla Acosta, explicó que abrir las fosas comunes responde a una petición de la SEIDO en un caso muy especifico en donde se involucran 200 personas desaparecidas en el municipio de Reynosa.

Dijo que entre 400 y 500 los cuerpos depositados en fosas comunes en toda la entidad, de los cuales la Procuraduría de Justicia del Estado dispone la información genética y otros datos de clasificación, sin embargo, en esta ocasión la instancia federal solicitó tomar las muestras de nueva cuenta.

Reiteró que esta medida se aplica a petición específica de la Procuraduría General de la República (PGR) a través de la SEIDO y son ellos los que cuentan con los expedientes de búsqueda y denuncia. (Posta.com.mx)