Nuevo Progreso , Tamaulipas.- Sin presión alguna y mucho menos autoridad que lo obligue a tener que ajustar el precio de la gasolina o más bien dicho a homologar el costo por litro como ocurre en toda la franja fronteriza, en la Villa de Nuevo Progreso el propietario de la única estación de servicio que opera en la población, mantiene los mismos precios que en el interior del país.

Y es que como los propietarios de las estaciones de combustible no están obligados a sujetarse en este caso a la homologación de la gasolina por litro como ocurre en toda la franja fronteriza, ocurre que persisten dos opciones por datos recabados por este medio de comunicación, la A y B.

Esto quiere decir que al no estar obligado por el gobierno o la propia Secretaria de Hacienda para que venda la gasolina al costo que el resto de las estaciones en la franja fronteriza, simplemente se mantiene en la opción A que venderla sin subsidio al costo como ocurre en el interior del país, lo que mantiene molestos a los residentes que la tienen que seguir comprando a razón de 15 pesos con 65 centavos.

Nada que ver con Río Bravo y el resto de las ciudades de la frontera donde el costo por litro fluctúa en 12 pesos, amen de que al no existir la supervisión de inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor, se mantiene la duda de que se estén vendiendo litros de a litro. (www.elmanana.com)