Washington.- El juez Brian Cogan aceptó que la próxima semana una psicóloga evalúe el estado mental del ex líder del Cártel de Sinaloa a través de un cristal; a la audiencia asistieron la pareja del capo, Emma Coronel, y las hijas gemelas de ambos.

El juez del caso contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera autorizó que la próxima semana una psicóloga evalúe el estado mental del ex líder del Cártel de Sinaloa, con lo que se comprobará si el régimen de aislamiento al que está sometido el capo está mermando sus capacidades.

En la audiencia judicial celebrada ayer miércoles en la corte federal del Distrito Este de Nueva York, el juez Brian Cogan no vio impedimento para la evaluación, aunque no permitió —tal y como pidió la fiscalía— que la psicóloga tenga contacto directo con él, sino a través de un cristal, lo que de acuerdo con la defensa puede dificultar los resultados.

Por otra parte, Eduardo Balarezo, abogado de “El Chapo”, confirmó que el narcotraficante recibió la visita de sus dos gemelas, María Joaquina y Emali, quienes estuvieron en la sala acompañadas por su madre, Emma Coronel, y la abogada mexicana Silvia Delgado.

Tanto la esposa como las hijas vestían de dorado, el de las menores mucho más brillante y destacado.

Guzmán Loera, más flaco que en la última audiencia y vistiendo el trazo azul oscuro de manga corta, saludó efusivamente a sus familiares. (ElDiariodeCoahuila.com)