Ciudad de México.- El acuerdo azucarero que hoy mismo podrían sellar México y EU, reduciría de 53 a 30% el cupo total permitido de exportaciones de azúcar de refino, de acuerdo con información extraoficial proporcionada por el presidente del CNA, Bosco de la Vega Valladolid.

“El acuerdo fue de (exportaciones de) 70% de azúcar cruda y 30% refinada cuando EU estaba solicitando el 85 (de azúcar cruda) y el 15 (de refino)”, dijo de la Vega Valladolid, entrevistado por El Financiero Bloomberg minutos después de que la agencia Reuters publicara que ambos países habían alcanzado este acuerdo.

Aunque este acuerdo reduciría el cupo de azúcar de refino a exportar cada año, el líder del sector agroalimentario lo calificó como positivo, ya que se le permitiría a México exportar más de lo que en un principio demandaba la industria azucarera en EU.

Sin embargo, no todo es dulce en ese acuerdo, que debería de anunciarse antes de la medianoche del martes, pues reduciría la polarización o concentración de sacarosa de 99.5% a 99.2, haciéndola de menor calidad y con menor valor.

Esto forzaría a los mexicanos a vender directamente a las refinadoras perdiendo mercado en el consumidor final en la industria de ingredientes y de alimentos y bebidas.

“La noticia que no es un buen indicador por valor y por futuro que el contenido de sacarosa que piden es del 99.2%, una calidad muy baja, complicada de valuar y se tendrían que ajustar los procesos en los ingenios y la idea sería que fuera de alto contenido”, dijo De la Vega. Ello permitiría incrementar los ingresos de los azucareros y cañeros, impactando directamente a cerca de 2.3 millones de empleos en el país, agregó.

La polarizacón es clave

La concentración de la sacarosa resulta clave en la disputa comercial que ambos países mantienen y se debe a una discrepancia en la norma con la que cada país establece qué tan refinada es el azúcar que produce, de acuerdo con una fuente del sector que pidió el anonimato.

Los azucareros de EU aseguran que el azúcar estándar mexicana cuenta con un refinamiento que le permite llegar al consumidor final como la industria de ingredientes y alimentos y bebidas, saltándose a los ingenios del vecino del norte, según la fuente. Este tipo de azúcar tiene una polarización de 99.4% por ciento.

El problema, explicó, es que al obligarlos a producir azúcar con una polarización menor, se les está forzando a producir un producto que sólo sirve en EU y que tiene que ir a las refinadoras, donde se vende con menor valor.

Incertidumbre

Originalmente, ambas partes fijaron como plazo máximo el lunes 5 de junio para llegar a un acuerdo y así evitar aranceles al azúcar mexicana y una respuesta similar de México.

Sin embargo, luego de que se filtraran los detalles del supuesto acuerdo, el secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, dio a conocer que se pactó extender 24 horas más la fecha límite para llegar a un acuerdo,

Esta extensión de tiempo se habría pactado luego de que la industria azucarera de Estados Unidos regresara ayer a la mesa de negociaciones con demandas adicionales, según informó Reuters, luego del anuncio de Ross. (Informador.mx)