Tamaulipas.- Cuatro proyectos de energía eólica que están en construcción en Tamaulipas se verán afectados por el Acuerdo por el que se emite la Política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad en el Servicio Eléctrico Nacional, publicado el pasado 15 de mayo; debido a que el acuerdo imposibilita la entrada en operación de todas las plantas de energía renovable.

Para las centrales generadoras de energía renovable, “el golpe es brutal, es el más representativo de este sexenio porque no está fundamentado, ni tiene la motivación suficiente para publicarlo (el gobierno federal)”.

“Es un golpe de 6,000 millones de dólares de inversión a más de 40 proyectos de energía en el país; en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila se dejarán de recibir inversiones por 2,000 millones de dólares”, comentó a El Economista, Andrés Fusco Clynes, comisionado de Energía de Tamaulipas.

Explicó que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, ha abordado este tema con ímpetu porque gran parte de la Inversión Extranjera Directa (IED) y de lo que ha mantenido una derrama económica continua ha sido en el sector renovable, sobre todo con la actual volatilidad del precio de hidrocarburos.

Esta industria no está ligada a esos precios, y ha mantenido una derrama en términos del pago que se les hace a los poseedores de la tierra, del transporte, construcción, trabajo eléctrico, carga portuaria por comercio, “una industria que en teoría le iba a dar continuidad a la zona noreste por los siguientes 25 años”.

En la actualidad hay 11 proyectos en operación con una capacidad instalada de más de 1,350 megawatts (MW), cuatro proyectos en construcción con capacidad de 500 MW, que se están viendo afectados de manera directa, en el corto plazo y un sinfín de proyectos que vienen atrás.

Aunque el estado tiene potencial fotovoltaico se ha privilegiado a los proyectos eólicos, porque son mucho más rentables debido a que las energías limpias son intermitentes y se busca que el proyecto funcione el mayor número de horas en el día y la noche.

Fabricantes de palas

En febrero del 2019, el gobernador de Tamaulipas anunció que Grupo Nordex confirmó la instalación de una planta de producción de palas de rotor de aerogeneradores en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas.

Esta es la segunda planta de producción de este tipo de palas que se instaló en el estado. La primera fue TPI Composites, responsable de la fabricación de palas para Vestas, una de las compañías más grandes del mercado.

Las fábricas que se vinieron a establecer a Tamaulipas los dos años anteriores, dijo Fusco Clynes van a seguir trabajando, porque desde un inicio les ofrecieron el corredor logístico del noreste del país, con los puertos de cabotaje y de altura.

“En ese sentido, si se cierran las oportunidades para las centrales renovables, con acuerdos que carecen de formalidad, de fundamentación, es un foco rojo, pero la cadena de suministro puede seguir fabricando en México, para exportar a otros países”, destacó. (ElEconomista.com.mx)