CDMX.- Con los contagios masivos a la vuelta de la esquina, México escaló acciones contra el coronavirus. En sesión en Palacio Nacional, el Consejo de Salubridad General clasificó a esta enfermedad como “grave de atención prioritaria”, lo que permite liberar recursos y logística para combatirla.

Entre los acuerdos alcanzados destaca autorizar a las instituciones de salud de todo el país a iniciar la reconversión de hospitales y expandir su capacidad para garantizar atención oportuna para todos los contagiados.

Desde el 9 de marzo, estos institutos y los hospitales de alta especialidad urgieron a la Secretaría de Salud la compra de insumos, equipo y contratar personal para enfrentar la pandemia.

A través de un oficio, señalaron que sus recursos actuales son insuficientes para concretar la reconversión hospitalaria, por lo que piden más presupuesto a Hacienda.

Declaran enfermedad grave al COVID-19

El Consejo de Salubridad General escaló la noche del jueves las medidas para combatir la epidemia de coronavirus al clasificar a esa enfermedad como “grave”.

La sesión del consejo, encabezada por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, sesionó en Palacio Nacional, y se declaró en sesión permanente hasta que concluya el periodo de mayor riesgo.

El pleno del Consejo de Salubridad General reconoce la epidemia de enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID) en México como una enfermedad grave de atención prioritaria”, señala el comunicado emitido.

La justificación de la medida es que el COVID-19 se engloba en el apartado de enfermedad que es “causa de emergencia “ y que “atenta contra la seguridad nacional”.

Como cabeza de sector, la Secretaría de Salud será la instancia que coordine los esfuerzos para contener el avance de la epidemia, incluyendo al resto de las secretarías de Estado, los gobiernos estatales y el resto de las instituciones públicas del país.

La Secretaría de Salud establecerá las medidas necesarias para la prevención y control de la epidemia de COVID, en consenso con las dependencias y entidades involucradas en su aplicación, se definirán las modalidades específicas, las fechas de inicio y término de las mismas, así como su extensión territorial”, señala el documento dado a conocer anoche por la Secretaría de Salud.

Coronavirus, la crisis sin precedentes en los últimos 75 años: ONU
Además, “el Consejo de Salubridad General exhorta a los gobiernos de las entidades federativas, en su calidad de autoridades sanitarias y, en general, a los integrantes del Sistema Nacional de Salud a definir, a la brevedad, planes de reconversión hospitalaria y expansión inmediata de capacidad que garanticen la atención oportuna de los casos de COVID que necesiten hospitalización”, señalan los acuerdos alcanzados anoche.

Tras la sesión, el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue dijo que desde la máxima casa de estudios se ve con preocupación el avance de la epidemia.

Con preocupación, como todos los mexicanos”, dijo.

El subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, dijo que dicho encuentro no significa que México vaya a pasar de inmediato a la fase dos de la pandemia de COVID-19.

No se necesita que haya una reunión ordinaria o extraordinaria de este Consejo para ir implementando los distintos protocolos técnicos de respuesta a esa epidemia, entonces no tengan esa expectativa, porque es una expectativa desconectada de la realidad el que se necesitara una sesión en especial para que entráramos a la siguiente fase”, indicó.

Y en medio de la contingencia, la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, (CCINSHAE) urgió al Instituto de Salud para el Bienestar a comprar insumos y contratar al personal necesario, que ahora mismo no tiene, para la reconversión de los hospitales a fin de hacer frente a la pandemia.

En el oficio CCINSHAE-227-2020, fechado el pasado 9 de marzo, el titular de los institutos, Gustavo Reyes Terán, explica que los hospitales e institutos no cuentan con los recursos en el presupuesto de egresos para hacer frente a esta reconversión, por lo que resulta indispensable solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con “carácter de urgente”, una ampliación presupuestaria que permita cubrir los costos de las necesidades de insumos, personal y equipo requeridos para la reconversión, tales como médicos, enfermeras, químicos, camilleros, personal de limpieza, así como ventiladores mecánicos, equipos de rayos X, batas, estetoscopios y diversos medicamentos.

Aclara, que no bastaría con adelantos de calendario presupuestales.

En la comunicación, dirigida a Juan Antonio Ferrer, director del Insabi, y a Ruy López Ridadura, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, Reyes Terán envía datos de contacto de proveedores de insumos y equipo médico que se han acercado a la Comisión para ofrecer sus productos.

PIDE IMSS CUIDAR A ADULTOS MAYORES

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhortó a la población a extremar precauciones para cuidar a los adultos mayores, el grupo más vulnerable al COVID-19.

Enfatizó que, en la población de 60 años de edad en adelante, la enfermedad que produce el virus SARS-Cov-2 llega a provocar enfermedades a nivel pulmonar como bronquitis o neumonía por una infección severa, que requerirá de asistencia ventilatoria mediante respiradores artificiales e incluso de terapia intensiva, como tratamiento de soporte de vida.

Además, en particular, se sugiere, redoblar la atención para las personas de la tercera edad que padecen enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, afecciones pulmonares, que reciben tratamientos para éstos padecimientos, otros como artritis reumatoide, lupus eritematoso o que tienen un trasplante.

Yessica Pérez González, coordinadora clínica del Hospital de Infectología del Centro Médico Nacional La Raza, sugirió no visitar adultos mayores, si se ha estado en contacto con un enfermo.

Y ayudarles en algunos de los siguientes aspectos para que eviten asistir a lugares concurridos:

-Apoyarlos en compras en el supermercado, para que salgan menos de sus casas.

-Sustituirlos si deben acudir a los servicios de salud a recoger resultados de laboratorio o medicamentos de la receta, tratar de que sea otra persona no enferma, algún familiar o conocido quien le apoye con esta situación

-Si el adulto mayor, cursa con alguna enfermedad crónica, que procure tener medicación suficiente para los próximos dos meses.

En este momento lo más importante es proteger a los adultos mayores, que son la población más susceptible a complicaciones por esta enfermedad y presentar los casos más graves; lo que tenemos que hacer como población es seguir medidas de higiene y aislamiento social.

Evitar los saludos de mano, beso y abrazo; lavado de manos lo más frecuente posible con agua y jabón o alcohol gel desinfectante. Y no visitarlos si creemos tener síntomas respiratorios o pudimos haber estado en contacto con una persona enferma por COVID-19”, señaló. (Excélsior.com.mx)