México, DF.- Terminó la primera temporada del reality show internacional Master Chef en su edición mexicana.

z alan 19 10 15

En una gran final emocionante los tres elegidos fueron la popular Hermana Flor, el dedicado Alan y la polémica Marlene, quienes dieron todo de si para adjudicarse el título.

Marlene se desempeñó bien preparando de entrada un mero con vinagreta que como entrada resulta ligero y adecuado, aunque el pescado estuvo sobrecocido. En el plato fuerte cocinó un filete de res marinado en vino tinto y pipián, los jueces la evaluaron mal en esta etapa. Para el postre hizo un bizcocho de nuez con vainilla y chile cascabel, los jueces lo consideraron un platillo equilibrado.

La monja más querida de México, la Hermana Flor, preparó unas tostadas de cebiche muy ligeras, ideales para la entrada, las cueles los jueces consideraron que estaban un poco ácidas. El plato fuerte fue una tradicional pechuga rellena, a la hermana se le coció de más el platillo. En el postre hizo un postre de limón y grajea combinado con sidra, que no convenció a los jueces.

Alan, quien inició en el arte culinario como lavaplatos, logró sorprender a los jueces con unos excelentes tacos de acociles como entrada, sin duda un platillo muy tradicional en México. El plato fuerte consistió en un chile relleno de langosta con crema de huitlacoche, el piñón le dio una gran acento al sabor de su creación. De postre sirvió un tamal dulce de maíz, la presentación fue muy buena y tradicional.

Al final lo jueces decidieron que el ganador de la primera edición de Master Chef México sería Alan.

Un millón de pesos, la publicación de su propio libro de recetas y otros premios patrocinados fueron para el joven que inició como lavaplatos, quien ahora se ha convertido en el primer Master Chef de nuestro país. (http://www.aztecanoticias.com.mx/)