Cuba.- La Defensa Civil cubana decretó hoy la fase de Alarma Ciclónica para las seis provincias del oriente del país ante la amenaza del huracán Matthew, cuyos efectos comenzarán a sentirse esta noche y que debe tocar tierra de la isla mañana martes.

Las provincias de Camagüey, Las Tunas, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo aceleran las medidas de protección de la población y los recursos económicos, incluida la evacuación de las personas que viven en zonas de riesgo.

Las autoridades de Guantánamo, el territorio por donde debe entrar Matthew, informaron que alrededor de 200 mil personas serán evacuadas e insistieron en el riesgo que representa este poderoso huracán, categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson, de cinco.

El Instituto de Meteorología informó que esta noche comenzarán a sentirse en la región oriental vientos de hasta 120 kilómetros por hora y habrá penetración del mar en las zonas bajas.

De acuerdo con el último parte, Matthew tiene ahora vientos de 215 kilómetros por hora y aumentó un poco su velocidad de traslación, a 9 kilómetros por hora, la cual debe incrementarse en las próximas horas.

El huracán se dirige al norte con posibilidades de que su centro llegue a la provincia de Guantánamo mañana martes a las 2 de la tarde.
Los especialistas alertan sobre el área de 600 kilómetros que cubre el huracán, por lo que a su paso por tierras cubanas afectaría a las seis provincias del oriente.

El presidente Raúl Castro se mantiene desde el sábado en la zona oriental, primero en la provincia de Santiago de Cuba y después en Guantánamo. Acompañan al mandatario los titulares de varias carteras de su gabinete, incluida la de Defensa, para fiscalizar las acciones previstas por la Defensa Civil a fin de disminuir pérdidas de vidas humanas y materiales.

El domingo fueron suspendidas en Cuba las comunicaciones aéreas, terrestres y marítimas del occidente con el oriente de la isla, así como los vuelos a Venezuela.

La televisión estatal está transmitiendo periódicamente los partes meteorológicos y espacios informativos dedicados a reseñar los preparativos para enfrentar a este intenso y extenso organismo.

El último huracán en afectar a Cuba fue el Sandy, categoría tres, en el 2012, que tocó la isla por Santiago de Cuba.

ALERTA EN HAITÍ, JAMAICA Y REPÚBLICA DOMINICANA

La vulnerable Haití se prepara para inundaciones repentinas y fuertes vientos causados por el peligroso huracán Matthew, mientras la poderosa tormenta mantiene su rumbo hacia el país más pobre del hemisferio occidental.

Se espera que el centro del huracán pase al este de Jamaica y después cruce sobre o cerca del extremo suroccidental de Haití el lunes por la noche o el martes de madrugada, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en Miami.

Los meteorólogos esperan hasta un metro de agua en algunas zonas aisladas de Haití, lo que genera el riesgo de deslaves e inundaciones en un país con una grave deforestación y donde muchas familias viven en casas endebles.

Una alerta de huracán está vigente para Jamaica y Haití. En Jamaica ya se registran lluvias y algunas viviendas inundadas, aunque los meteorólogos señalaron que la zona rural del sur en los alrededores de Jeremie y Les Cayes podría llevarse la peor parte.

“Dondequiera que el centro pase cerca, allí serán los peores vientos y es lo que se pronostica sucederá en el extremo occidental de Haití”, dijo el experto John Cangilosi del Centro de Huracanes. “Hay mucha preocupación por las lluvias allí y por las marejadas ciclónicas”.

Matthew es uno de los huracanes más poderosos que se hayan formado en el Atlántico en la historia reciente y por breve tiempo alcanzó la clasificación máxima, la categoría 5.

El Centro de Huracanes dijo que la tormenta parecía seguir una trayectoria en la que podría pasar por el este de Florida hasta las Bahamas, pero que no podía pronosticar aún con certeza si llegaría a la costa de Estados Unidos.

Haití habilitó unos mil 300 albergues de emergencia en diversas partes del país, suficientes para alojar unas 340 mil personas, indicaron funcionarios de la agencia de protección civil.

En avisos por la radio, las autoridades instaron a la gente a seguir con prontitud las recomendaciones de evacuación, en un intento por contrarrestar la tendencia de la gente de quedarse a cuidar sus viviendas durante un desastre natural.

El presidente interino, Jocelerme Privert, exhortó a los haitianos a que atiendan las advertencias de las autoridades y se preparen para desalojar sus viviendas, en un mensaje difundido el domingo por la radio estatal.

“Todas las personas que vivan en casas que pudieran derrumbarse, es necesario que las abandonen y se refugien en escuelas e iglesias”, apuntó.

Un aviso de huracán fue emitido para el sureste de las Bahamas y las islas Turcos y Caicos. Una alerta de tormenta tropical regía para diversas zonas de República Dominicana, donde las autoridades comenzaron a efectuar evacuaciones en zonas en las que había peligro de inundaciones. (ElFinancieron.com.mx)