Jalisco.- El alcalde de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, Eduardo Cervantes Aguilar, aseguró que no va a renunciar a su cargo. Esto a raíz de que la atención mediática se volcara a este pueblo de poco más de 23.000 habitantes tras la muerte de Giovanni López, un albañil de 30 años, a manos de policías el pasado 4 de mayo, luego de que fue detenido en la vía pública -en dicho municipio- por no portar cubrebocas (medida establecida como obligatoria en todo Jalisco durante la pandemia del COVID-19).

Entre toda la polémica, indignación y varias jornadas de protestas que se han extendido desde Guadalajara, capital de Jalisco, hasta la Ciudad de México, el presidente municipal del epicentro de la tragedia mantiene su postura y se defendió.

“Yo lo lamento mucho, y yo soy uno de los primeros que quiero que se haga justicia. Y que se esclarezca”, dijo en entrevista para Milenio el médico que gobierna Ixtlahuacán desde 2015 -se reeligió en 2018-. “También tenemos que pedir justicia respetando la justicia. Lo que hoy está sucediendo en cuanto a vandalismo, y donde probablemente se ven involucrados grupos muy asesorados, con la intención de distorsionar esto, y aprovechar para hacer desorden y todo lo que hemos visto (…) es muy reprobable. Existe la libertad de expresión, pueden manifestarse, pacíficamente. Y si lo que querían era justicia, pues ya hay los primeros detenidos; estamos colaborando para que eso suceda, se esclarezca y se castigue”.

Cervantes dejó algunos puntos claros. En primer lugar, negó rotundamente que, por estos hechos, vaya a renunciar a su cargo. De igual manera negó haber participado de alguna manera en el asesinato de Giovanni. Además se dijo tranquilo; satisfecho con su labor como edil, y aseguró que está dispuesto a enfrentar los citatorios que la Fiscalía del Estado de Jalisco le ha hecho llegar.

El alcalde priísta también desmintió la versión de los familiares del joven fallecido; afirmó que no intentó sobornarlos ni amenazarlos para evitar que difundieran los hechos. En cambio aseguró que enseguida dio parte a las autoridades correspondientes.

“Aproximadamente a las 10 de la mañana, me entero por el comisario del deceso tan lamentable de Giovanni. Inmediatamente le di indicaciones de que notificara al Ministerio Público para que se hicieran las investigaciones correspondientes, que se abriera una carpeta de investigación, y si alguien resulta responsable, que se le castigara. Además le comenté que no iba a tolerar ni solapar a nadie, cosa que así se hizo.

“Nunca he ofrecido 200 mil pesos; es más, no los tengo, ni los tendría, ni tendría yo porque hacerlo. Al contrario, mi conducta fue avisar inmediatamente al Ministerio Público”, dijo Cervantes.

Además, detalló que el único contacto que ha tenido con la familia de Giovanni López fue con una tía del fallecido, y eso ocurrió cuatro días después del asesinato.

Por otro lado, el alcalde de Ixtlahuacán señaló que las protestas que se viven en estos días tienen un trasfondo que va más allá de la indignación por el homicidio cometido por los policías de ese municipio: “Yo creo que es un acto mediático, político; un tema que se ha politizado mucho. Se ve claramente la intención de perjudicar, de politizar, de hacer de esto una nota mediática. Es lo que yo veo detrás”, aunque no precisa quién o quiénes, a su parecer, estarían detrás de todo esto.

Luego de que faltara a un citatorio que la Fiscalía de Jalisco le hizo para que se presentara el pasado viernes, para responder por lo hechos, el alcalde presentó una solicitud para agendar una nueva cita, por lo que este lunes tiene otro citatorio, al que acudirá en calidad de imputado. Sobre eso Cervantes dijo desconocer de qué se le acusa, pero afirmó que se presentará sin solicitar amparo o algún recurso legal de ese tipo.

Y pese a que el asesinato fue por abuso de poder de parte de los policías locales y que el propio secretario estatal de Seguridad Pública, Juan Bosco Agustín Pacheco, dijo que habían encontrado irregularidades en la corporación municipal, el alcalde expresó que está satisfecho con su policía, sosteniendo que Ixtlahuacán de los Membrillos tiene el índice más bajo de criminalidad en la zona metropolitana.

Por último insistió en que no ha pensado en renunciar a su cargo como presidente municipal: “Hasta ahorita no lo he considerado. Si en el transcurso de… fuera necesario para que se siguiera integrando, pues habría que considerar. Pero hasta ahorita los abogados dicen que no es necesario.

“Yo soy responsable de mis actos. Si bien soy el presidente municipal, yo no puedo responder por los actos de cada persona en la administración pública municipal, como en la sociedad, por todos los hechos que han sucedido en estos días en la misma ciudad de Guadalajara. Yo no soy responsable de todo eso. Cada quien es responsable de sus actos”. (Infobae.com)