Tamaulipas.- El avance de una nueva caravana migrante por el país, integrada por unas cinco mil personas, enciende los focos de alertas de autoridades fronterizas al no contar con recuerdos para atenderlos.

Municipios como Nuevo Laredo no contaría con recursos ni espacios para atender a estas personas que podrían llegar en caravana a la ciudad, provenientes la mayoría de Honduras.

Ante esta situación pediría la intervención del gobierno federal, ya que es un tema que le corresponde directamente a este nivel de gobierno, dijo el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas.

Hizo un llamado al gobierno federal para que tome cartas en el asunto y apoye a los municipios fronterizos que pueden ser afectados con la llegada de los migrantes “vamos a estar monitoreando el desarrollo de esta caravana y hacer el llamado el gobierno federal para que intervenga, es un tema que le corresponde íntegramente. Ya lo hemos padecido el año pasado y hemos sido muy claros al decir que no tenemos ni instalaciones ni capacidad con un fenómeno migrante, en este año con un agravante mayor y más preocupante: la desaparición del Fondo de Atención al migrante por parte del presupuesto federal”.

Las distintas casas de migrantes que operan en diferentes ciudades no cuentan con los recursos suficientes ni el apoyo del gobierno Federal y han tenido que ser apoyadas por los gobierno municipales y estatales.

“Las casas de migrantes que hoy maneja la Iglesia católica y los espacios que se habilitan, a ellos todavía no les llega ninguna ayuda, lo que reciben es por los gobierno municipales y estatal, el gobierno federal no apoya en lo absoluto este tema”, afirmó el Presidente Municipal.

Enfatizó que no solamente se ve perjudicado el municipio con la llegada de migrantes, sino que afecta de forma directa la relación con Estados Unidos, ya que Nuevo Laredo es la frontera más importante de México.

“Complica y tensiona la relación con Estados Unidos, se cerrarían los puentes, el número 3, que genera el presupuesto y las participaciones federales, el daño que le hacen a Nuevo Laredo podría reflejarse en la economía y el comercio exterior”, puntualizó Rivas Cuéllar. (ElSoldeTampico.com.mx)