Tampico, Tamaulipas.- Al menos el 70 por ciento de las empresas afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Tampico está paralizada.

Lo anterior, aseguró Jesús Abud, líder del organismo empresarial, se debe a que el Gobierno federal aún no libera recursos para arrancar el programa de obra pública que estimaba una inversión tripartita de 600 millones de pesos.

Abud destacó que las constructoras afiliadas a la CMIC en Tamaulipas han tenido que despedir a unas 23 mil personas, que representan el 25 por ciento de la base laboral, por falta de trabajo.

“La distribución del gasto debe tener un sentido más común, debe tener una lógica. Los Ayuntamientos deberían estar ejecutando sus programa de infraestructura durante todo el año, no en el segundo semestre”, explicó.

“Estamos hablando de infraestructura que se necesita, es urgente que los Municipios lo hagan para que las empresas puedan tener esos contratos y entonces puede activarse la actividad en el sector de la construcción”, sostuvo.

Detalló que CMIC tiene afiliadas 180 empresas constructoras, de las que, el 70 por ciento están sin laborar.

“Las empresas que viven al 100 por ciento de la obra pública tratan de migrar hacia los sectores privados y, en algunos de los casos, (toman) medidas drásticas como la reducción de su personal y reducción de su actividad al 100 por ciento”, indicó.

Afirmó que la falta de recursos impide a los Municipios desarrollar las licitaciones, lo que garantizaría que las obras queden concluidas este mismo año, ya que se aproxima la temporada de lluvias. (ElManana.com.mx)