Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La araña violinista inició su reproducción y aparición en Tamaulipas, donde ya causó el deceso de dos personas debido a la mordedura, que necrosa la piel y causa incluso pérdida de extremidades.

El Doctor en Entomología, y catedrático del Tecnológico de Victoria, Carlos Alejandro Salazar Olivo, informó que con las arañas loxosceles devia, conocida de forma común como araña violinista, se ha establecido en Tamaulipas, y un estudio reciente indica que hay un promedio de una por casa.

“En Tamaulipas tenemos una especie loxosceles devia, que se distribuye por todo el estado. Es una araña pequeña de color pardo rojizo, amarillento, con el abdomen un poco más oscuro, y que como característica principal tiene sobre la parte delantera, donde están los ojos, una mancha más oscura que el cuerpo, en forma de un pequeño violín. Aparte tiene seis ojos, distribuidos en tres pares”.

“El trabajo que hicimos nos indican alrededor de 1.1 arañas por casa, en Ciudad Victoria. Ellas buscan lugares tibios, secos, más o menos abandonados, y suelen salir por las noches a cazar, y en la madrugada regresa a su escondite. Ocasionalmente se le hace tarde y es cuando se esconde en otros lugares y es cuando es peligrosa, porque está en lugares pocos esperados”.

La mordedura del arácnido puede tener consecuencias como necrosamiento y desprendimiento de la piel u órganos, e incluso la muerte, que ya ocasionó en dos personas de la capital de Tamaulipas.

“Ahorita estamos trabajando con el Doctor Jorge López, del Seguro, que estamos sacando un artículo de los decesos; tenemos dos casos reportados en Ciudad Victoria, uno ocurrió hace cuatro años, y otro el año pasado. El primer deceso ocurrió en una colonia al sur, donde baja la loma de la UAT, una de las colonias de allí, fue una señora mayor, y en diciembre del año pasado ocurrió otro deceso de un señor de la tercera edad, por el Ejido La

Misión, al norte de la ciudad.

En ambos casos la mortalidad fue por complicaciones secundarias, pero bueno el desencadenante fue la mordedura de la araña. Ambos tenían problema de diabetes, de sobrepeso”.

El especialista expuso que durante el verano es cuando ocurre la reproducción de la violinista, y también cuando se registra mayor incidencia de mordeduras.

“Sabemos que la incidencia de mordedura de araña se incrementa con la temperatura, de hecho ahorita debe haber mucha incidencia, durante los meses de junio, julio y agosto son los meses de más mordeduras”.

“Es un piquete fuerte, como si alguien enterrara un alfiler, es cuando la araña muerde, luego no hay síntomas hasta las seis horas, que se forma una placa, en la cual se forma una mancha oscura en el centro, una más clara alrededor y luego una rojiza externa, y se empieza a extender, y a las 24 horas es una mancha más grande y empieza a causar dolor”.

Señaló que existe un antídoto, pero no se encuentra en los hospitales, sino que se tiene que pedir al laboratorio de forma expresa, por lo que en caso de ser mordidos, se debe capturar a la araña para tener certeza de que es violinista.

“Hay un antídoto, lo hace la empresa Silanes, pero es un poco difícil de conseguir, porque la mordedura no es tan común de detectar, se enmascara con otros síntomas, entonces al laboratorio no le conviene tener un stock en reserva porque no se mueve mucho, entonces hay que pedirlo a México y tarda horas en llegar, y el antídoto debe administrarse entre 12 a 24 horas después de la mordedura. Si la mordedura no es muy grave, con tratamiento médico local puede recuperarse el paciente”.

Manifestó que la fumigación tampoco es el mejor remedio, ya que se acaba con otros insectos. En su lugar, detalló que basta con no molestar a la violinista, ya que no es una araña agresiva.

“La fumigación funciona, pero se lleva muchos animales que pueden ayudar. La araña si no la tocas es inofensiva, no es agresiva, si la ves jamás te va a atacar, por el contrario, va a intentar huir. Los accidentes que han ocurrido es porque la araña no tiene oportunidad de huir, pero la araña jamás ataca por sí sola, y nos puede ayudar a controlar las plagas de insectos, hasta una tonelada por año, es un controlador biológico. Entonces más que una fumigación, lo importante es mantener la limpieza”.

LOS DATOS

El 10 a 12 por ciento de las mordeduras de arañas pueden producir daños necróticos graves, que pueden remover partes de la piel, partes del cuerpo y extremidades.

El 85 por ciento de los casos no pasa de una mordida con escaras más o menos graves.

De un 5% a un 10% producen sólo ronchas. (ElManana.com.mx)