Freetown.- Entre los muertos por el alud de lodo y las inundaciones en Sierra Leona hay más de 100 niños cuyos cuerpos han podido ser recuperados hasta ahora de entre los escombros, mientras los equipos de rescate continuaban sin descanso con la búsqueda de posibles supervivientes.

Los equipos de rescate de Sierra Leona recuperaron 270 cadáveres hasta ahora después que el lunes una avalancha de lodo arrasó con decenas de viviendas en una región montañosa en las afueras de la capital, Freetown.

El lunes por la mañana se derrumbó parte de una colina en la ciudad vecina de Regent, provocando un alud que desató uno de los mayores desastres naturales en África en los últimos años.

«Hemos recuperado un total de 270 cadáveres y los estamos preparando para su incineración», dijo a periodistas el alcalde de Freetown, Sam Gibson, a periodistas.

Las operaciones de rescate continuaban el martes.

El multitudinario entierro liberará espacio para que la sobrecargada morgue central pueda acoger a más cuerpos, dijo un testigo de Reuters.

El presidente Ernest Bai Koroma instó a los residentes de Regent y de otras zonas inundadas en los alrededores de Freetown a abandonar la zona para que el personal militar y los equipos de rescate puedan continuar con la búsqueda de supervivientes entre los escombros.

Alrededor de la capital se han abierto varios centros de rescate para registrar y asistir a las víctimas, dijo el lunes por la noche el presidente en un mensaje transmitido por la televisión. (Jornada.unam.mx)