Los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos fueron citados en Palacio Nacional el próximo lunes 3 de diciembre para atestiguar la firma del decreto presidencial que dará vida a una comisión para esclarecer el caso.

En entrevista con Apro, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, destacó que “la intención es que la comisión empiece a trabajar de inmediato, porque ya han pasado cuatro años y no hemos tenido respuesta sobre el paradero de los muchachos”.

De la Cruz comentó que, para acelerar los trabajos de instalación de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia para el Caso Iguala, “ya ha habido acercamientos para empezar a trabajar lo antes posible”.

Aseguró que, en los últimos días, personal del gobierno electo se reunió con integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

Recordó que, “desde el 26 de septiembre, representantes de la CIDH y de la ONU confirmaron ante el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, su intención de colaborar con la comisión de investigación”.

Apuntó que “nuestra esperanza es que una vez que se conforme la Comisión, se le permita hacer el trabajo, para dar con el paradero de los muchachos, y no suceda lo que pasó con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que las mismas autoridades bloquearon a nuestros expertos”.

Inconformes con la CNDH

Sobre la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), presentada el miércoles, De la Cruz confirmó que personal del organismo se reunió con padres y madres de los 43 el 26 de noviembre para presentarles el documento, lo que generó inconformidad entre algunos de ellos.

“La principal molestia para los padres es que se vuelva a hablar del basurero de Cocula, cuando es un asunto que ya ha sido superado, ya sabemos que científicamente es imposible que haya ocurrido, y una vez más la CNDH retoma el tema”, dijo De la Cruz.

No obstante, del contenido de la recomendación, “lo que nos queda es que nos da la razón de que la Procuraduría General de la República (PGR) no hizo su trabajo, y que no hizo nada para prevenir todo lo que ha pasado, ha clarificado que, en Guerrero, los crímenes están a la orden del día”.

Para el vocero de los padres de los 43, “a la CNDH le faltó el análisis de la sentencia de los tribunales de Tamaulipas, que pusieron en libertad a cuatro de los supuestos autores materiales, precisamente porque la ‘verdad histórica’ no se sostiene”.

Felipe de la Cruz confió en que una vez que se instale la Comisión de Investigación “se van a poder corregir esas fallas y saber qué pasó la noche trágica del 26 de septiembre de 2014 en Iguala”. (Proceso.com.mx)