Ciudad de México.- Con el objeto sustantivo de polarizar la campaña entre él y Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial por la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, jugueteó con una de las bromas más comentadas del tabasqueño en redes sociales:

“(Andrés Manuel) López Obrador sigue enojado y sigue tenso después del debate. El té de tila no le funcionó, y le vamos a recomendar que se tome amlodipino para que le baje a la tensión, que le baje a la violencia verbal y regrese al amor y paz”.

En mangas de camisa, con apariencia fresca, a las siete de la mañana, el queretano se presentó ante los medios de comunicación para exponer que él sí es un demócrata, que se compromete con el respeto irrestricto de la libertad de expresión y el respaldo a las organizaciones no gubernamentales:

“Vamos a promover una sociedad civil fuerte, porque nosotros sí reconocemos los enormes aportes que las organizaciones no gubernamentales han hecho en nuestro país en temas muy importantes, como la lucha contra la corrupción o la defensa de los derechos humanos.

“Vamos a garantizar una total libertad de prensa, con una nueva relación con los medios de comunicación. vamos a ser el primer gobierno de coalición en la historia de nuestro país, un gobierno donde el presidente verdaderamente rinde cuentas frente al Congreso, el cual aprueba la integración del gabinete.”

Fue entonces que amaneció apuntando, de nuevo, contra las posturas de López Obrador. “El dilema de la próxima elección es repetir el fracasado modelo presidencialista autoritario de un solo hombre o cambiar por un proyecto que sea incluyente, democratizador del poder público, a través de un gobierno de coalición. El dilema entre López Obrador y nuestra coalición es ¿regresión y autoritarismo o democracia y libertades?”

Anaya Cortés, acompañado de Salomon Chertorivisky y Fernando Rodríguez Doval, contrastó su proyecto con el de su adversario:

“El Frente representa un gobierno de coalición incluyente, participativo y democrático. En contraste con quienes quieren la regresión, el pasado y la vía del presidencialismo que es autoritario y antidemocrático.”

En una pretensión del abanderado del PAN, PRD y MC por llevar la contienda al terreno de dos, dijo que “frente a estas propuestas López Obrador se presentó como un hombre profundamente autoritario e incongruente, un hombre que desconfía de la sociedad civil.

“Andrés Manuel no tiene un compromiso con el cambio de régimen, nosotros sí.”

-El fuero se atoró en el Senado -se le dijo.

-Lo que el PRI está haciendo es simplemente engañar a la gente, presentan una iniciativa, se aprueba en una de las Cámaras, pero después encuentran todo tipo de pretextos para frenarla en la otra Cámara, eso es un absoluto engaño y me parece inaceptable. Sí, nosotros hacemos un llamado a que sí se concrete esta reforma, que eliminemos el fuero, que todos seamos iguales ante la ley, y que se termine de una vez por todas la simulación. Vamos a votar la eliminación del fuero.

-Dice usted que representa un gobierno no autoritario y democrático y ayer dijo que votaría por Zavala, precisamente quien lo acusa a usted de ser autoritario y antidemocrático, que se impuso dentro del PAN dividiéndolo. ¿Cómo entender esta contradicción?

-Lo primero es, hay que tener claros los términos de la pregunta que se planteó el día de ayer, entonces, yo recomendaría simplemente que se recuperen los términos de la pregunta, para que se pueda comprender de manera adecuada la respuesta.

“Sobre ese mismo punto, me parece que, en este ambiente de crispación electoral, es conveniente el poder encontrar virtudes en otras y en otros candidatos, me parece que eso abona a este proceso electoral.” (Jornada.unam.mx)