Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El coordinador de la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos, José Antonio Vital, precisó que este lunes, se tienen programadas varias movilizaciones en Guadalajara, Hermosillo, Querétaro, Acapulco y en Veracruz en contra del llamado “gasolinazo”.

Mientras tanto, informó que el próximo 7 de enero, se realizará otra manifestación en los principales centros y ciudades del país, “y estamos discutiendo si vamos a Los Pinos o a la Secretaría de Hacienda en el Zócalo de la Ciudad de México”.

Además, para fin de mes, se prepara un llamado a un paro cívico nacional que permita frenar y revertir esta política económica, y fortalecer la industria nacional, la recuperación del petróleo y mejorar los ingresos. “Estamos demandando un aumento del 20 por ciento a los salarios”.

En entrevista para el programa “Fórmula Detrás de la Noticia”, aseveró que la expresión de descontento puede generar estallidos como el bloqueo de carreteras y otro tipo de acciones “porque la gente ya no aguanta mucho”.

Dijo que pesar de que el gobierno comentó que el aumento en la gasolina no tendrá un impacto la vida económica en general, “todos sabemos que con la gasolina se mueven los alimentos, los distintos productos del consumo popular y eso va a encarecer, en el caso del sector salud, se van a encarecer los insumos de manera directa, y el salario de los trabajadores y la calidad de vida de los mexicanos se va a ver afectada”.

José Antonio Vital recalcó que esta medida es perversa e irracional porque reduce el funcionamiento de las refinerías hasta un 40 por ciento de su capacidad para importar gasolina y la especulación en la distribución genera una afectación, principalmente en las zonas con menores recursos.

Agregó que los 90 precios distintos que hay de las gasolinas además de provocar una desigualdad y afectar a las zonas más empobrecidas del país, rompe el federalismo y el carácter de distribución de los ingresos. (RadioFormula.com.mx)