Tamaulipas.- Un hombre de 33 años de edad, que hace diez años desapareció en el municipio de Padilla, Tamaulipas, fue encontrado en las calles del municipio de Calvillo, Aguascalientes, donde vivía como indigente.

Según consignan medios locales de Aguascalientes, el martes por la noche, durante un recorrido de vigilancia elementos de la Policía Estatal observaron al hombre expuesto al clima helado por una avenida principal y se aproximaron a él para auxiliarlo.

La persona dijo llamarse Eduardo, y que no sabía cómo llegar a su casa. También preguntaba por su familia que se encontraba en el Ejido El Barretal, en el municipio de Padilla, Tamaulipas.
Los oficiales comentaron que Eduardo repetía constantemente su deseo de reunirse con su familia.

Dijeron que al parecer padecía de sus facultades mentales.
Los agentes se comunicaron por medio del C4 con la Policía Estatal de Tamaulipas, quienes desplazaron una unidad al domicilio que proporcionó la persona extraviada.

En Padilla, los policías de aquella entidad conversaron con un hombre que se identificó con un joven que dijo llamarse Luis Eliud, de 30 años de edad, quien se sorprendió cuando le preguntaron por su hermano Eduardo.

Luis explicó que su hermano mayor salió de su hogar hace diez años, dos años después dejaron de tener comunicación con él, por lo que iniciaron su búsqueda sin dar con su paradero.

Al saber que Eduardo se encontraba vivo, se desplazó en el primer autobús rumbo a Aguascalientes en donde se reencontró con su consanguíneo para llevarlo con el resto de su familia.

Luis comentó que su madre sufrió una crisis nerviosa con la noticia de que su hijo se encontraba a salvo y pronto estaría de nuevo en su casa.

Después de rescatarlo, los policías trasladaron a Eduardo a la comandancia en donde le ofrecieron alimento.

Los oficiales lo trasladaron a la Central Camionera de esta ciudad en donde Eliud lo esperaba y ambos tomaron un autobús de regreso a su tierra natal. (Expreso.com.mx)