Ciudad de México.- La Cámara de Senadores aprobó una reforma que autoriza el uso de la mariguana con fines medicinales y científicos, además de su cultivo e importación con esos propósitos.

El dictamen, que modifica diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal, fue avalado por el Pleno con 98 votos a favor, siete en contra y una abstención, del priista chihuahuense Patricio Martínez García.

Las senadoras por Chihua-hua Lilia Merodio Reza y Sylvia Leticia Martínez Elizondo, del PRI y del PAN, votaron a favor. Los siete votos en contra fueron de legisladores del PRD y el PT.

Ciudad de México— La minuta fue enviada a la Cámara de Diputados para su análisis y eventual ratificación.

El dictamen es una parte de la propuesta que el presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado en abril pasado, la cual contemplaba también elevar de cinco a 28 gramos la posesión del enervante, conforme a estándares internacionales.

No obstante, esa parte fue eliminada por la Cámara Alta por falta de acuerdos entre los grupos parlamentarios.

Aunque la mayoría los senadores votó a favor, también señalaron la que iniciativa se quedó corta al no ir más allá de lo que concierne al aspecto de salud pública.

El proyecto faculta a la Secretaría de Salud a diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana, entre los que se encuentra el tetrahidrocannabinol (THC), sus isómeros y variantes estereoquímicas, así como normar la investigación y producción nacional.

Entre los cambios que propusieron las comisiones dictaminadoras se eliminó a la nabilona y al cáñamo de la lista de las sustancias que se consideran como un problema grave para la salud pública, según el dictamen.

De igual forma, una vez que entre en vigor el decreto correspondiente, la Secretaría de Salud otorgará las autorizaciones para importar estupefacientes, substancias psicotrópicas, productos o preparados, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis.

Los productos que contengan concentraciones del 1 por ciento o menores de THC, y que tengan amplios usos industriales, podrán comercializarse, exportarse e importarse, cumpliendo los requisitos establecidos en la regulación sanitaria, estipulan los cambios.

Además, la siembra, cultivo o cosecha de plantas de mariguana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos, en los términos y condiciones de la autorización que emita el Ejecutivo federal.

Al presentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Gobernación, senadora Cristina Díaz Salazar (PRI), aseguró que esa iniciativa responde a la urgencia médica de miles de personas que esperan la importación de medicamentos con extractos de cannabis para obtener un tratamiento a sus padecimientos.

Sin embargo, la legisladora independiente, Marta Tagle, hizo notar que los enfermos no podrán sembrar la planta, además de que tendrán esperar meses o años a que la Cofepris autorice las importaciones del producto.

“Desde el punto de vista de los pacientes esta reforma no es solamente un pequeño paso. Es mentira que esta reforma vaya a posibilitar realmente el acceso que requieren las personas al uso médico y terapéutico de la cannabis medicinal”, sostuvo.

El perredista Armando Ríos Píter, al presentar su voto en particular en contra, dijo que no se le deben quitar méritos al dictamen, pues es un avance “pequeñito”, que traerá beneficios a pacientes que tendrán acceso a medicamentos y productos para enfermedades dolorosas.

“No podemos ver el tema de la seguridad nacional y del fracaso de la política de combate al crimen organizado con querer pasar un dictamen en materia de seguridad nacional de bote pronto y sobre las rodillas”, indicó.

En el dictamen aprobado, los senadores exponen que no se aborda el tema relacionado con la dosis máxima de cannabis para consumo personal, debido a que se analizará, discutirá y dictaminará cuando se considere por parte de las comisiones dictaminadoras.

En el documento se afirma que lo anterior no significa que los artículos de contenido penal relacionados con la modificación de la dosis máxima de cannabis propuesta por el Ejecutivo federal, hayan sido rechazados o desaprobados por las comisiones dictaminadoras.

El presidente de la Comisión de Salud, Francisco Salvador López Brito expuso que “los costos que podría alcanzar el traer estos medicamentos del exterior no generaría una homologación a todo el sector social”, de ahí, que se permita en una primera etapa su importación.

En una segunda etapa, agregó, cuando concluya la investigación científica de su aplicación en el país, se permitiría la producción nacional.

Afirmó que se ha demostrado que el uso terapéutico de esta planta puede coadyuvar en el tratamiento de 40 distintas enfermedades.

El proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal fue presentado por el presidente Enrique Peña Nieto el 21 de abril. (diario.com.mx)