El Sacerdote de la Iglesia explicó que se llevaron a la secretaria a su casa para ver si había dinero, pero no encontraron

Almenos cuatro cámaras de video grabaron el momento en que entran cuatro delincuentes en la Parróquia “Señor de la Clemencia”, de la colonia Lázaro Cárdenas para extorsionar.

“¡Ahora sí, ya se los cargó la chinga…!, ¡al piso!, ¡qué se tiren al piso!, ¿dónde está al padre?, ¿dónde está?”, ¡el qué grite, me lo trueno aquí!”, ordenaron.

Ayer por la mañana, los cuatro hombres armados llegaron en un taxi y una motocicleta, para asaltar la parroquia. Entraron a las oficinas parroquiales, dos de ellos sacaron armas de fuego y amagaron a cuatro personas, entre ellas, al sacerdote Efrén Castillo, a quien ataron con cinchos; al restos los sometieron y los obligaron a tirarse al piso.

A las 10 de la mañana, llegó el sacerdote Efrén a la parroquia, ubicada en la calle Adolfo López Mateos, de la Lázaro Cárdenas.

A las 10: 15 entró a la oficina parroquial para atender a dos personas, en tanto su secretaria se quedó en la recepción.

“Como a las 10:30 llegaron cuatro hombres muy sospechosos y se metieron al templo”, relató un vecino.

Para no generar sospechosas, llegaron con tres despensas y dos arreglos florales, e ingresaron hasta las oficinas.

“Estaba atendiendo a dos personas en mi oficina, cuando llegaron y que traían unas despensas y unas flores; eran cuatro hombres.

“Vi que dos traían armas de fuego, las sacaron y nos apuntaron, que venían con el plan de cobrar cuota, no sé de qué cuota me hablan, les dije; sólo nos mandó el jefe, me dicen nuevamente.

“Estuvieron buscando, y volvieron a preguntarme que dónde estaba la caja fuerte, pero cuál caja fuerte me están hablando, yo no tengo eso”, relató.

Los sujetos esculcaron, pero únicamente querían dinero, a los dos feligreses que atendía el sacerdote y a la secretaría sólo los obligaron al tirarse al piso, y al padre lo ataron con cinchos.

Conocían perfectamente los movimientos de la oficina, pues al llegar uno de ellos caminó hasta en donde tenían el sistema de monitoreo de las cámaras de circuito cerrado y cortó los cables, a fin de que las cámaras no grabaran el asalto.

Al no hallar dinero, le quitaron las llaves de su casa al padre Efrén, y se llevaron a la secretaría para que los acompañara hasta la casa del sacerdote, ubicada a dos cuadras de la iglesia.

Los otros dos delincuentes, los siguieron en el taxi y la moto, dejando al sacerdote atado en la oficina, con otras dos personas.

En la casa buscaron dinero por todos lados, pero tampoco hallaron y mejor huyeron, dejando en el lugar a la secretaría, sin hacerle daño.

“En sí, no se llevaron nada, querían grandes cantidades de dinero, pero no encontraron nada; fueron a la casa mía que tengo a dos cuadras, a ver si allá tenía dinero, pero tampoco encontraron algo, únicamente me la dejaron volteada”, añadió.

Una vecina, los notó sospechosos y no dudó en llamar al 066 de emergencias al verlos que llevaban a lasecretaria.

“Nunca manejo dinero aquí, ni en mi casa, el dinero que tenemos es para la rehabilitación de la iglesia de la colonia Josefa Ortiz de Domínguez, pero no lo tengo aquí lo invierto en la obra en el momento en el que recibo el dinero de los feligreses.

“La policía llegó muy tarde, como siempre, mejor la gente estuvimos buscándolos por todos lados; eran dos chaparros y dos altos, morenos, con mochilas colgadas en la espalda”, agregó Marcela, una vecina.

“Estamos indignados, primero porque la delincuencia nos está rebasando en el municipio y segundo, porque no hay respuesta por parte de las autoridades; tú crees que no tenemos miedo, ni a la autoridad religiosa respetan ya; andamos mal”, agregó Ricardo Gutiérrez, vecino.

Más seguridad

“Necesitamos un poquito más de seguridad, teníamos la caseta de seguridad y se detenían más al verla, pero hace 15 días la quitaron; se protegía más, se veía que el vandalismo había disminuido, pero se la llevaron.

“Yo le pido a las autoridades que me la regresen, pero ellos sabrán su plan, yo creo que ellos andan cuidando”, dijo el párroco Efrén, con 8 años de servicio en la colonia Lázaro Cárdenas.

“Sí, se han metido a robar en otras ocasiones, pero cosas menores, no había pasado algo así; en otras ocasiones se han robado algunos ventiladores, algunas botellas de gasolina, algunas parrillas, pero cosas menores”.

Comentó que la inseguridad es un problema nacional, pero que está inquietando a la ciudadanía y también a la iglesia.

“Lo que estamos viviendo en el País es grave, se está saliendo de las manos la seguridad, y por desgracia, todos los ciudadanos lo estamos pagando.

“Hay cada vez más secuestros, más vandalismo, pues nuestras autoridades hacen lo que pueden”, indicó.

Reveló que el Obispo José de Jesús Martínez Zepeda los había alertado que tomáran precauciones ante las amenazas y extorsiones. Dijo que ya presentó la denuncia del hecho.

Sólo fue un incidente: SPM

Tras el intento de asalto a una iglesia de la colonia Lázaro Cárdenas, el director de Policía Municipal, Gerardo Moreno Rodríguez, indicó que tienen conocimiento del incidente, pero que no han tenido acercamiento con la Diócesis de Irapuato para conocer la problemática que viven en materia de seguridad.

Los cuatro hombres armados que ingresaron a la parroquia del “Señor de la Clemencia” para intentar asaltarla, al no encontrar cosas de valor amagaron a 4 personas que se encontraban en el lugar, e incluso se llevaron amagada a la secretaria a la casa del sacerdote.

“Fue un intento de robo lo que yo tengo, y vamos a estar pendientes”, refirió.

Reconoció que la colonia Lázaro Cárdenas es una de las más conflictivas en la ciudad. (http://www.am.com.mx/)