Arizona.- DevinLangford, quien perdió a su madre y dos hermanos en la emboscada a integrantes de la familia LeBarón, contó detalles de cómo sobrevivió.

El menor de 13 años, que escondió a sus hermanos heridos en el ataque del 4 de noviembre en Sonora y caminó por seis horas para pedir ayuda, reveló en entrevista televisiva que los agresores los sacaron del auto en que iban antes de marcharse.

«(Los agresores) comenzaron a darle al carro con un montón de balas, comenzaron a dispararnos rápidamente», dijo en una entrevista difundida este lunes para el programa estadounidense «Good Morning America», de ABC.

Devin contó que él cree que una de las balas le dio al motor pues el vehículo no funcionaba y su madre intentaba arrancarlo sin éxito.

Lo último que Dawna les dijo a sus hijos fue que se agacharan, e intentaba orar a Dios.

Dawna, de 43 años, y dos de sus hijos Trevor, de 11, y Rogan, de 2, murieron por la balacera.

Devin y otro de sus hermanos quedaron ilesos, mientras otros cinco resultaron lesionados.

«Nos sacaron del carro y nos pusieron en el suelo», relató Devin. «y luego se fueron en auto».

Agregó que los atacantes tenían armas largas y parecía que llevaban chalecos antibalas.

Los niños comenzaron a caminar, pero no podían cargar a los más pequeños pues la mayoría estaban sangrando, Devin los escondió en arbustos y caminó solo para buscar ayuda.

En el camino, pensaba «si había alguien más ahí afuera intentando dispararme o seguirme».

David Langford, padre de Devin y viudo de Dawna, contó que tras el ataque también perdió su hogar, pues dejó México y se fue con su familia a Estados Unidos.

Tras los funerales de las tres mujeres y nueve niños asesinados en la emboscada, una caravana con unos 100 integrantes de la comunidad mormona se fue de México para establecerse en Arizona. (Informador.mx)