Nuevo Laredo, Tamaulipas.- En un mes el brote de varicela se incrementó 24 por ciento entre los menores de edad siendo los más afectados los niños de 1 a 4 años de edad, declaró el doctor Francisco Mejía Barrientos, coordinador de Servicios de Salud de la Jurisdicción Sanitaria 5.

Detalló que en agosto se reportaron 430 pacientes, en su mayoría pertenecen al Seguro Social, y en septiembre 138 casos nuevos, es decir 568 contagios de los cuales 217 son menores de 4 años.

En lo que va de este año la Secretaría de Salud tiene el reporte de 538 casos de varicela, con predominio en los grupos de edad de uno a cuatro años de edad con 217 casos, el resto se distribuye en los otros grupos de edad, los niños son más susceptibles a infecciones de carácter viral.

Mejía Barrientos refirió que este padecimiento puede durar de dos a tres semanas con tratamiento antiviral para contrarrestar el efecto.

Detalló que el periodo de incubación que es de 10 a 21 días transcurre en forma asintomática (no presenta manifestaciones) y posterior a una o dos semanas se presenta fiebre súbita y la sensación de sentirse cansado y débil (astenia), luego aparecen ronchas en cara y cuerpo que continúan brotando durante tres o cuatro días.

Dijo que una mala atención en este tipo de padecimientos puede llegar a provocar un cuadro de neumonía a causa de este virus: “Aquí lo que debe de hacer es la madre de familia para evitar esta complicación llevar al menor al médico ante los primeros síntomas de fiebre y aparición de las lesiones que se manifiestan en el tronco y resto del cuerpo, ya que ésta no tiene un lugar específico”.

Recordó que en años anteriores se manejaba el caladryl para las lesiones, el antihistamínico para la comezón, actualmente son antivirales para que el pronóstico sea mucho mejor, por lo que no se debe automedicar a los niños.

Comentó que el virus se transmite de persona a persona con gran facilidad por vía aérea a través de las gotitas que se expulsan al hablar, toser o estornudar o por contacto directo con las lesiones cutáneas.

“Aquí lo que se debe de hacer para evitar los contagios, es aislar a la persona que está enferma, especialmente cuando ese grano rosado de la noche a la mañana se hace una vejiguita de agua, ya que al reventarse y soltar ese líquido su contagio es mayor”, detalló.

Añadió que el menor no debe asistir a la escuela y evitar de esta manera los contagios, ya que la enfermedad dura de 15 a 20 días, la persona queda inactiva de la enfermedad hasta que se cae la última cascarita, es decir, deja de ser riesgo para otras personas.

SÍNTOMAS

Fiebre, dolor de cabeza y estómago

Sarpullido

Ampollas llenas de líquido

Manchas rojas en la piel y luego forman costras.

Periodo de incubación de 10 a 21 días

Las lesiones aparecen en la cara y en el tronco

(ElManana.com)