Tampico, Tamaulipas.- El alza del pasaje en el estado de Tamaulipas y en especial en el sur de Tamaulipas se dará en este mes para no prolongar los efectos del llamado gasolinazo que entró en vigor a partir del primero de enero de 2017.

Concesionarios del transporte público descartaron enfrentamientos con el gobierno del Estado y acciones que vayan a perjudicar al público usuario como serían la suspensión del servicio en toda la entidad.

Entrevistado ayer, el dirigente de la Unión de Delegados y Concesionarios, Armando Castillo Benavides señaló que esta agrupación y otras del sur del Estado como el Gremio Unido de Choferes mantienen diálogo con autoridades del Gobierno del Estado que se ha comprometido a dar una respuesta en los próximos días.

En la región de Tampico, Madero y Altamira operan legalmente más de diez mil unidades entre carros de ruta, taxis, micro, macro y autobuses, que están a la espera de la respuesta del gobierno estatal.

“Nosotros planteamos cinco pesos de incremento pero estamos ciertos de que sería una lesión grave para el bolsillo de los trabajadores, estamos dialogando y podría ser un aumento en la tarifa de dos pesos pero estamos en eso, estamos platicando y esperamos una respuesta pronta de las autoridades”, manifestó Castillo Benavides.

Afirmó que por parte de Undeco y GUCH así como otras organizaciones no se tiene el ánimo de llevar a cabo acciones que compliquen el panorama para la comunidad que a final de cuentas será la que cubra el incremento del pasaje que se autorice. (ElSoldeTampico.com.mx)