Tamaulipas.- Cada día son más las personas que se niegan en los filtros sanitarios instalados en todos los espacios de convivencia públicos, a la toma de temperatura en la frente, derivado de la polémica que surgió en redes sociales de que los termómetros digitales infrarrojos que se utilizan para esta acción, causan daño neuronal y de retina, lo que ha llevado a las autoridades a modificar estas medidas.

El mito de la temperatura y las neuronas

Héctor Pérez Monsiváis, jefe de la Jurisdicción Sanitaria N°II con base en Tampico, refirió que aunque no existe base científica que avale dichos argumentos, han autorizado la toma de temperatura en el cuello para las personas que se nieguen a hacerlo de la manera correcta que es en la frente, ya que al vivirse una de las etapas más ‘críticas’ de la epidemia, no se puede permitir que la población desacate los filtros ni tampoco caer en discusiones como se ha suscitado en supermercados o unidades de salud, que evocan en aglomeración de personas.

“Las redes sociales hablan de esto, no hay una base científica, sin embargo, para la tranquilidad de la gente se ha ido adecuando la toma de la temperatura (..), pero en el afán de poder estar desarrollando la actividad se hace la adecuación, puede ser en la frente o en el cuello, únicamente” expresó el entrevistado.

“En un momento crítico que estamos viviendo de la transmisión de la enfermedad, no podemos entrar en una polémica de que sí o no se hace, estamos haciendo la adecuación para que la gente tenga tranquilidad, pero hay que decir que no hay una base científica que demuestre que existe un problema relacionado, se ha hecho la adecuación necesario para la tranquilidad de la gente” dijo el responsable jurisdiccional de salud en Tampico.

Dijo que puede existir una variante cuando se toma en el cuello o en la frente, pero esta sería mínima, apuntando que la finalidad de esta modificación es garantizar que toda la población pase por los filtros de manera obligatoria y de esta manera detectar a quienes tengan más de 38 grados de temperatura corporal, como posibles casos sospechosos al nuevo coronavirus, al ser este signo una de las principales características de quienes son portadores del SARS-CoV-2.

Además de negar el acceso a quienes tengan cuadro febril en supermercados, negocios y centros de trabajo y enviar al aislamiento domiciliario con monitoreo por parte de las autoridades de salud para su toma de muestra de laboratorio a quienes se presentan en los centros de salud y hospitales de la zona, bajo estas condiciones.

Puntualizó exhortando a la comunidad en extremar los cuidados y acatar las disposiciones de la Secretaría de Salud, como es el uso obligatorio de cubrebocas, el lavado constante de manos y no creer en noticias falsas que se circulan en redes sociales sin sustento científico, ya que podría traer como efecto un crecimiento de la pandemia que en la zona sur suma los más de 3 mil contagios con más de un centenar de fallecimientos y que muestra una tendencia a la larga al detectarse diariamente más de 300 casos en el estado. (ElManana.com.mx)