Italia.- Al menos 30 personas estaban desaparecidas después de que una avalancha sepultara un hotel de montaña en el centro de Italia, según dijeron las autoridades el jueves. La región ha sufrido varios sismos en los últimos meses.

La agencia italiana de Protección Civil dijo estar trabajando para llevar vehículos de rescate al hotel Rigopiano a través de carreteras cubiertas de nieve, para asistir a las primeras labores de rescate iniciadas durante la noche por equipos de rescate alpino. Un rescatista citado por la agencia de noticias ANSA dijo que había víctimas mortales, pero no había detalles disponibles en un primer momento.

Rescatistas han reportado varios muertos, sin embargo aún no se ha confirmado el número de las víctimas.

El derrumbe

El alud cubrió el edificio de tres pisos en la región central de Abruzzo el miércoles por la noche, según medios italianos. El hotel se encuentra a unos 45 kilómetros (30 millas) de la ciudad costera de Pescara. Varios sismos sacudieron la región el miércoles, incluyendo uno de magnitud 5.7, pero en un primer momento no estaba claro si los temblores habían provocado la avalancha

Rescatistas de montaña llegaron esquiando al hotel en torno a las 04:00 de la madrugada, según SKY TG24. La televisora dijo que por el momento se había evacuado a una víctima.

Imágenes de video mostraban a rescatistas cavando con palas a través de un muro de nieve, y al menos un hombre al que se evacuaba por el camino ya despejado.
“Por desgracia, sucedió una tragedia terrible, parece que puede haber algunas víctimas mortales, pero esto aún debe ser confirmado”.

Algunos de los testigos y rescatistas relataron que la gran avalancha tuvo lugar en Abruzzo sino en otras partes del país que se vieron afectadas por los sismos de 5.6 grados en la escala de Richter.

Una avalancha se produjo en Abruzzo como consecuencia de los terremotos de este miércoles (AFP)

El sismo fue mayormente perceptible en Roma, aunque el epicentro se situó en Montereale, entre las regiones del Lacio y Las Marcas, al noroeste de la capital italiana. Se trata de un área duramente castigada por los sismos del año pasado, que causaron 298 víctimas y destruyeron la localidad de Amatrice.

El primer hecho, ocurrió a las 10:25 hora local, en el centro del país. Fue un temblor de una magnitud de 5.3 de la escala de Richter, este se sintió en las regiones del Lacio, Abruzoz y Las Marcas y fue advertido sensiblemente en Roma, donde en el centro histórico se movieron las paredes y pisos de los apartamentos.

La nieve dificulta la tarea de los rescatistas (EFE) (debate.com.mx)