Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Si bien se ha mantenido sobre los 50 o 55 pesos el kilogramo de becerro de exportación, el ciclo que corresponde de septiembre de 2015 a agosto de 2016 cierra con una baja en la comercialización de animales de un 30 por ciento, consideró Homero García de la Llata.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas (UGRT) admitió bajas generalizadas del precio internacional en Estados Unidos de este tipo de ganado puesto en pie, donde el costo de comercialización, comparativamente con el ciclo anterior es de 20 o 25 pesos menos.

Reconoció que los productores ganaderos de Tamaulipas, dedicados a la exportación de ganado, cerrarán el ciclo con apenas un envío de 110 mil becerros al último de agosto y, en espera de conocer las cifras oficiales, cuando en el anterior, es decir de septiembre de 2014 a agosto de 2015 fue de 156 mil animales enviados a Estados Unidos.

“Efectivamente estamos teniendo bajas generalizadas del precio internacional en Estados Unidos, se ha mantenido sobre los 50 pesos el kilogramo de becerro de exportación y si, desafortunadamente vamos a cerrar con un 30 por ciento debajo del ciclo de exportación anterior” sostuvo García de la Llata.

Aclaro que si bien hay una baja en los precios internacionales, eso no quiere decir que no se venda el ganado, tomándose en cuenta que los productores que se dedican a la engorda en el país, que envían carne a diferentes partes del mundo y no solamente a Estados Unidos, están respondiendo y comprando ese tipo de animales.

Es decir, podrá dejarse de exportar, pero pagándose mejor el diferencial de precios.

Recordó que de un año para acá, la baja en los precios de exportación oscila en unos 20 pesos, dado que los becerros se llegaron a vender en los 70 o 75 pesos, cuando ahora es de 50 a 55 pesos el kilogramo.

Informo que hace días, la Unión Ganadera realizó una subasta, como parte de los esfuerzos de los productores de la entidad, en la que se comercializaron poco más de mil animales, cuyo precio que se envía a todo el Estado no es malo, pero que evidencia que sigue habiendo rentabilidad en quienes se dedican a esta actividad. (http://elmanana.com.mx/)