Tampico, Tamaulipas.- Con 4 misas celebradas en la parroquia San Pedro y San Pablo la comunidad estudiantil del sur de Tamaulipas recibió la bendición a sus mochilas, como parte de un acto que cada año se conmemora previo al arranque de ciclo escolar.

Gustavo Solís Guillu fue el párroco que llevó a cabo el acto en la colonia Sierra Morena, y ante más de 80 niños y jóvenes pidió que el nuevo ciclo lectivo les represente fuerza espiritual, ahínco y entrega.

«Pedimos que nuestros niños y jóvenes cuenten con la sabiduría divina, derrama tu luz en la inteligencia de todos ellos y aléjalos de las tinieblas del pecado y la ignorancia, con eles profundidad para atender, memorizar y para aprender”, puntualizó.

Esta acción, dijo el sacerdote data desde la Edad Media donde en los tiempos de Santo Tomás de Aquino se bendecía a maestros y alumnos para iluminar el sendero de la sabiduría.

Desde el año 2009 se acostumbra en el estado de Tamaulipas, como parte de un proceso de buena fe y pensamientos ante un ciclo educativo que inicia y en el cual se pide porque los alumnos tengan un año escolar de provecho y conocimientos.

A pesar de que de momento la mayor parte de las escuelas en la zona conurbada otorgarán el proceso de manera virtual debe -dijo- existir motivación y fortaleza para continuar en la lucha por la educación, a la par de velar por el buen estado de salud de cada alumno.

Pidió además por la base docente de cada plantel a fin de que continúen con la noble labor de educar pese a las adversidades que ha traído la pandemia por COVID-19. (www.posta.com.mx)