México.- Luego de dos semanas bajo investigación, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) descartó anomalías en las cuentas bancarias de Guillermo Álvarez Cuevas, el director general de la Cooperativa Cruz Azul, quien está a la espera de ser absuelto por las autoridades mexicanas.

Tanto Billy Álvarez como Alfredo Álvarez Cuevas y Víctor Garcés enfrentan una investigación por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada. De acuerdo con la instancia encabezada por Santiago Nieto, se detectaron movimientos sospechosos por mil 200 millones de pesos.

A través del documento Análisis de la Denuncia de la UIF vs DG de la Cooperativa Cruz Azul, dado a conocer por el semanario Proceso y presentado por la defensa de Álvarez, se revela que «el 0.34% corresponde a las operaciones que indebidamente le fueron imputadas como desvíos, mientras que el 99.66% corresponden a movimientos de la empresa Cycna de Oriente por concepto de pago a proveedores y acreedores bancarios.

La defensa reveló que los 44 millones 571 mil 326 dólares referidos en la denuncia; es decir 802 millones 283 mil 879 pesos con un tipo de cambio promedio de 18.00 pesos por dólar, sumados a los 429 millones 573 mil 299.34 de pesos, resulta un total de mil 231 millones 847 mil 178.34 pesos.

Lo anterior significaría que la cifra que se ha manejado como el total de recursos operados en cuentas personales de Guillermo Álvez y el monto investigado concuerdan.

Por otra parte, aseguraron que el 0.34% o 4 millones 135 mil 531.55 pesos investigados dentro de sus operaciones particulares manejadas en sus propias cuentas, representa el 7.94% de los ingresos manifestados en sus declaraciones fiscales de 2012 a 2019.

A través de las redes sociales y medios locales comenzaron a circular rumores de una supuesta absolución, pero fuentes aseguraron al periódico El Universal Deportes que todavía no es una decisión oficial por parte de las autoridades.

Sin embargo, queda pendiente una investigación a supuestas empresas fantasmas. Estas acusaciones le fueron imputadas también a los hermanos Álvarez y a Víctor Garcés, su cuñado. Hasta el momento ninguna de las dos partes se ha pronunciado sobre el tema.

Entre los más recientes datos que se dieron a conocer sobre el caso, destacan los nombres de las empresas que el presidente del Cruz Azul habría utilizado para cometer fraudes millonarios. De acuerdo con el columnista de Milenio, Jesús Rangel, la congelación de cuentas del presidente es por una presunta “facturación apócrifa a empresas fachadas y evasión fiscal”.

Billy presuntamente habría utilizado operaciones irregulares a Recursos Financieros Kerala, con la que desviaría 180 millones en 51 facturas de pago de servicios inexistentes. También se habría servido de una forma similar de Capital Humano y Financiero Ambar, ATTAR 2715, Aura Desarrollo Social, Servicios Profesionales BAAL, Corporativo Facundia, Hesperia Imagina y ocho más.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ya había dado a conocer que se interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que Álvarez pague sus impuestos y pueda acreditar sus fondos.

“Existe una carpeta de investigación iniciada ante la Fiscalía de la Ciudad de México, en la cual está comprobada que 197 millones de pesos fueron saqueados de la Cooperativa por parte de Billy Álvarez, a través de empresas fantasmas que han sido, incluso, algunas de ellas, listadas dentro del 69-B. Esto implica que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emite listas de estas empresas con operaciones simuladas”, reveló el abogado de la Cooperativa a El Universal Deportes.

Por otra parte, se dio a conocer que José Alfredo Álvarez Cuevas, vicepresidente de Cruz Azul, tuvo una reunión con la Fiscalía para revelar que el equipo fichó a jugadores con sobreprecio. Orbelín Pineda, Jonathan Rodríguez, Antonio Sánchez y Misael Domínguez, fueron algunos de los jugadores mencionados de acuerdo con Milenio, Medio Tiempo y ESPN.

Los fichajes, aseguró Álvarez, se dieron en la gestión de Eduardo de la Torre y Ricardo Peláez cuando fueron directores deportivos. Además, señaló a Ignacio López Medina como el intermediario que provocó la inflación en los fichajes del Cruz Azul en los últimos años. (Infobae.com)