El Jefe del Banxico advirtió que la propuesta del aspirante a candidato republicano a la Presidencia de EU, es un desacato a los derechos de propiedad de los millones de connacionales

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que el bloqueo de remesas que ha propuesto el aspirante a candidato republicano a la presidencia de EU, Donald Trump, para construir el muro en la frontera con México sería una violación a los derechos de propiedad de los migrantes.

“Las remesas son propiedad de la gente que la ganó y tienen todo el derecho de transmitirlas internacionalmente. Sí sería una violación importante a los derechos de propiedad de nuestros connacionales en el extranjero y sí sería completamente indebida esa medida”, dijo al finalizar su comparecencia ante la Comisión de Hacienda en el Senado.

Sobre la reducción en la previsión del crecimiento de México que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI), Carstens aseguró que esto es reflejo de que la recuperación que se esperaba de los países desarrollados no ha sido tan vigorosa como se esperaba.

“En los Países avanzados es donde se ha visto un menor crecimiento y los emergentes no estamos aislados de los avanzados. Eso responde en gran medida la corrección del pronóstico del Fondo Monetario”, dijo.

Las remesas son propiedad, los recursos son propiedad de la gente que las ganó y tienen todo el derecho de poderlas transmitir internacionalmente”

‘Se ha mantenido la estabilidad’

El Gobernador del Banxico aseguró que se ha cumplido con mantener la estabilidad de la moneda mexicana, ya que después de elevar las tasas de interés en febrero, no ha sido necesario volver a intervenir en el mercado.

Durante su comparecencia, Carstens sostuvo que se ha cumplido también con una inflación baja. “El anclaje inflacionario ha sido muy efectivo, años antes si la moneda se depreciaba, había una mayor inflación. Sin embargo, ahora, la depreciación no se ha mapeado en la inflación”.

Asimismo, destacó que la crisis mundial que inició desde 2007 y 2008, sigue generando secuelas que se han reflejado en un ritmo de crecimiento mundial muy bajo.

Para este año, prevé un crecimiento económico para México de entre 2% y 3%, mientras que para la inflación espera un objetivo cercano al 3%. (http://www.vanguardia.com.mx/)