México.- Las autoridades mexicanas investigan la desaparición de una española de 34 años que se desconoce su paradero desde el pasado 2 de julio en el estado de Tamaulipas, informaron fuentes oficiales.

El portavoz de seguridad de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, indicó que el marido de la víctima presentó la denuncia de desaparición horas después del suceso el 2 de julio.

Te puede Interesar: Detienen a uno por asesinato de española
De acuerdo con medios de comunicación se trata de Pilar Garrido Santamans, de origen valenciano y residente en México desde hace unos tres años.

El funcionario detalló que el estatus jurídico para la investigación es el de «persona no localizada», pues no se puede considerar un secuestro porque hasta el momento no ha habido una petición de rescate.

El suceso tuvo lugar en el estado de Tamaulipas, una de las regiones más violentas del país, cuando la pareja regresaba a Ciudad Victoria tras pasar unos días en la playa.

De acuerdo con el testimonio de su marido a la policía federal de México, se vieron obligados a desviarse de la carretera principal por unas obras cuando advirtieron que eran seguidos por un vehículo. De ese coche bajaron presuntamente tres hombres armados para marcarles el alto tras apuntarles con armas de fuego y se llevaron a la mujer secuestrada. La mujer viajaba junto a su marido y su hijo.

Fuentes policiales consultadas por El Mundo, la denuncia no se puso hasta el 4 de julio en España por uno de sus familiares y fue entonces cuando la Policía Nacional activó el protocolo dando cuenta al Grupo de Extorsiones y Secuestros y a la División de Cooperación Internacional del cuerpo de seguridad.

Hasta el momento no se dieron más detalles del suceso, y según explicaron fuentes de la Fiscalía estatal de Tamaulipas, el organismo está trabajando en el caso pero no darán a conocer «avances» para no «poner en riesgo» a la víctima.

Como se recordará, el año pasado (2016) fue secuestrada en la ciudad de México, luego de que abordara un taxi afuera de donde trabajaba.

Durante el trayecto, fue obligada a sacar dinero de varios cajeros automáticos y posteriormente pidieron un rescate a sus familiares.

A pesar de haber recibido el dinero, los secuestradores asesinaron a la María Villar abandonando el cuerpo en Santiago Tianguistenco, atado de pies y manos, y con una bolsa en la cabeza.

Otro ciudadano español, dedicado a la hotelería, fue asesinado en circunstancias violentas en Culiacán, cuyos motivos aún no se han aclarado. El suceso pasó en julio del año en curso. (Siete24.mx)