Nuevo Laredo, Tamaulipas.- La Policía Judicial de Paris (BRDP) realiza la búsqueda en Francia, en la región de Lyon, del joven neolaredense Francisco Iván Mireles Zamarrón, de 21 años, quien se encuentra reportado como desaparecido.

El joven es estudiante de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo y se encontraba en Francia como parte de un grupo de alumnos de intercambio desde el pasado mes de diciembre de 2018.

Francisco Iván Mireles Zamarrón se encuentra desaparecido desde el martes pasado. Al estar en Francia para sus estudios, voló a París el sábado 27, ya que iba a dirigirse de ahí a México a reunirse con su familia, pero se perdió contacto con él.

Las autoridades francesas dieron a conocer que en una de las selfies publicadas por el joven, se reconoce la ciudad de Lyon, los muelles y la piscina del Ródano.

La desaparición fue reportada a las autoridades francesas el martes, a través del Consulado de México.

La investigación está en marcha y la Unidad de Justicia Criminal de la Policía de Investigación Criminal de París (BRDP) ha abierto una investigación.

Por su parte, la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo a través de un comunicado de prensa informó que las embajadas de México en Francia y la de dicho país en el nuestro, así como autoridades competentes se abocan a la búsqueda de Francisco Iván Mireles Zamarrón.

Es del conocimiento público y a través de las redes sociales, que efectivamente este joven estudiante de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo, fue merecedor de una beca para una estancia en Francia por un año, indico el rector de la UTNL, Alfonso Salas Pérez.

“Dicha estancia en ese país, concluyó el fin de semana anterior, el contingente regresó el domingo, pero el día sábado que fue cuando abordaron el avión, Francisco Iván no lo abordó, siendo que desde el viernes ya había dejado de comunicarse con sus padres”, añadió Salas Pérez.

Aquí en Nuevo Laredo, directivos de la universidad ya estuvieron con sus padres, hermanos y familiares comentando la situación el lunes anterior; hablaban de su preocupación, informándoles que tanto la embajada mexicana en Francia y la francesa en México dan seguimiento a esta situación.

Incluso las autoridades competentes han notado ciertos movimientos en sus cuentas bancarias personales, eso es lo que da confianza en que se encuentre bien y con salud, añadió.

“Por otra parte las embajadas no han reportado que haya estado en algún hospital u otra noticia preocupante, simplemente resta poner nuestra confianza en dichas instancias para que pronto surjan señales de que hay contacto físico con el joven y que regrese a Nuevo Laredo”, indicó Salas Pérez.

El rector comentó que él se enteró de la situación el domingo por la noche y que el lunes tuvo un acercamiento con los familiares, respaldándolos en esta preocupación que sienten por su hijo. (Gaceta.mx)