Reynosa, Tamaulipas.- El consumo de alcohol se ha incrementado cada vez más entre menores de edad y los jóvenes, por lo que legisladores buscan ampliar la edad permitida para comprar bebidas, de 18 a 21 años de edad, y endurecer la sanciones a los negocios, aunque reconocen que tendrán resistencia de los empresarios del ramo, pero la idea es evitar que siga aumentando el problema.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), México se encuentra en el lugar número 10 en consumo de alcohol.

Patricio King López, dirigente del Partido Verde Ecologista de México en Tamaulipas, comentó que la intención de la bancada del partido en el Congreso de la Unión, es reducir el consumo de alcohol entre los jóvenes para mitigar el tema de los accidentes, muertes y daños irreparables a causa del consumo excesivo.

“El tema de aumentar la edad apremia a que los estudios médicos determinan que la madurez del cerebro de los jóvenes sigue muy activa dentro de los 18 y 23 años; creemos que la iniciativa está bien preparada, tiene datos muy alarmantes y de ser aprobada pudiera dejar mucho beneficio y por supuesto entenderemos que habrá voces encontradas en torno a esta iniciativa, principalmente los vendedores, expendios o restaurantes, pero nuestra preocupación es mitigar los temas de salud”, dijo.

La preocupación se da porque la Secretaría de Salud, da a conocer que el 63 por ciento de los consumidores de alcohol en el país son jóvenes, en edades de los 12 a los 23 años, por lo que la iniciativa tiene trasfondo en prevención de salud y de accidentes.

Y CONTRA NEGOCIOS

El dirigente partidista informó que dentro de la reforma a la Ley General de Salud se busca endurecer las sanciones a los negocios que vendan bebidas a menores de edad.

“Realmente es poder comprar, porque si vamos a ser honestos el consumo existe, hay alcance de otras maneras, la intención es poder ser más enérgicos con los expendios de bebidas, en revisiones para que no se estén vendiendo bebidas alcohólicas a los jóvenes menores de 18 años como ahorita lo marca la ley y en caso de aprobarse por las fracciones de los demás partidos”, expresó.

Comentó que confían en que los legisladores de otros partidos la puedan aprobar, ya que tiene datos fríos y alarmantes.

“Es un tema de consensos, pero la iniciativa tiene un origen, fundamentos y es 100 por ciento preventivo, reducir índices lamentables y preocupantes; esperamos contar con las demás fracciones parlamentarias y ya sabes que pasa un periodo de análisis y son temas que tienen que ver con salud y aumentar las penas, puede ser en comisiones unidas y se puede ampliar”, recalcó.

UNA COPITA NO HACE DAÑO

King López dijo desconocer las cifras en Tamaulipas, pero las nacionales son una media para todos los Estados y reconoció que el problema del consumo de los menores y jóvenes empieza desde muy temprana edad.

“Hoy en día los más jóvenes tienen mayor alcance con más facilidad el consumo, cualquier botella de licor, cerveza, porque a veces en las casas de uno es muy común que pueda consumir en fiestas o reuniones y de ahí se da una mala percepción, porque de una manera responsable no hace daño, una copita para convivir, con la comida o en fiesta, el tema es el abuso excesivo”, apuntó.

Las familias también deben poner su parte, no solo para los negocios, ya que todo empieza desde el hogar, donde los padres deben poner límites y preparar a los menores o jóvenes.

“No ayuda mucho si no hay una cultura desde casa, desde los padres en cuanto a la educación de cómo consumir los productos que pueden hacer daño a nuestra salud, es una conjugación de esfuerzos por parte de familias, y obviamente las leyes, el que podamos endurecer, no va a eximir que se siga consumiendo por parte de menores de edad de tajo, es un trabajo en conjunto”, finalizó. (ElManana.com.mx)