Tamaulipas.- Ante la cercanía de la temporada más fuerte de estiaje y con ello el incremento de la demanda de agua en la capital del estado, se acelerarán los trabajos para perforar más pozos en la zona norte, afirmó el Director de la CEAT.

“Se van a perforar pozos contiguos a los de la zona norte porque algunos ya presentan derrumbes, azolve, esto con la finalidad de poder extraer el potencial que tenga esa parte del acuífero”, comentó Luis Pinto Covarrubias.

Explicó que el acuífero Victoria-Güémez tiene un déficit de más de 29 millones de metros cúbicos, “por ello es la recomendación de que hagamos un uso eficiente del agua, ya que no podemos sobreexplotar el único vaso seguro que es la presa Vicente Guerrero”.

Explicó que para abastecer de agua a Victoria, se cuenta además con el manantial de la Peñita, y la presa Vicente Guerrero, alrededor de diez pozos que cuentan con un buen caudal.

“Hay más pozos, pero desafortunadamente no todos están aportando lo que se espera, por eso es que se está tratando de rehabilitarlos; y de los pozos de la zona norte se está haciendo el análisis por parte de la Comapa, ya sea de desazolvar o perforar uno contiguo porque como sabemos los pozos ya tienen muchos años de estar operando”.

El funcionario recordó que a partir del mes de mayo y hasta el mes de agosto, que se registran temperaturas más altas y escasean las lluvias, se incrementa entre un cinco y diez por ciento la demanda de agua.

Sobre el proyecto de la segunda línea del acueducto, apuntó que es un proyecto que requiere de una inversión que rondaría los mil 500 millones de pesos, sin embargo, sólo se podrán extraer 500 litros más por segundo.

“La Conagua coincide con nosotros, que debemos estar trabajando hacia el interior, y es lo que ha estado haciendo el municipio, la Comapa y el Gobierno del Estado”, señalando que las inversiones que se llevan a cabo, aunque no lucen, se deben hacer para evitar seguir perdiendo caudales.

“Son obras que prácticamente no se ven, lo único que se ve es la molestia que causa al usuario final y a quienes transitan por esas calles, que pues se queja porque ya traen la calle abierta y se complica la circulación, pero una vez que se terminan las obras no se ve nada”.

Señaló que sin embargo, esperan que en corto plazo, con estas obras mejore la presión del agua en otras colonias de la capital del estado, especialmente a las ubicadas en las colonias más altas. (posta.com.mx)