Un considerable número de ciudadanos huyendo de su tierra natal en busca de nuevas oportunidades.

Campesinos acorralados por bandidos, notarios públicos y funcionarios. (Los notarios fueron frenados).

Una deuda gubernamental cuya cifra iba creciendo sexenio tras sexenio pero como eran militantes del mismo partido (PRI) simulaban “finanzas sanas”.

Negocios ilegales que servían de soporte económico a las bandas del crimen organizado.

Nóminas alteradas atestadas de aviadores, muchas veces ocupadas por personas que no reunían ni el perfil académico.

Servidores públicos que salían al concluir su gestión multimillonarios sin ser investigados.

Urgia una limpia de los cuerpos policiacos, primero para recobrar la confianza de la sociedad pero al mismo tiempo confrontar la delincuencia.

No sólo bastaba limpiar, tambien abastecerlos con elementos certificados y dotarlos con equipo táctico.

Impactar fuentes de ingresos para grupos delincuenciales siempre fue imposible para otros gobiernos pese a tener a su alcance las herramientas necesarias.

La Procuraduría de Justicia o la Secretaria de Finanzas permanecían estáticas y al servicio de particulares.

Hoy en día, ambas instituciones salieron a las calles e impactaron desde casinos, giros mixtos, hasta taxis piratas, cerrando las cajas chicas de las múltiples células delincuenciales.

De paso también aportaron evidencias para que otras dependencias como la PGR, SEDENA o MARINA, “golpearan” otros objetivos más complicados o fuertes de la Delincuencia Organizada.

El Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, instruyó a los alcaldes, como jefes de la comuna a terminar con simulaciones y denunciarán actos de inseguridad, varios no lo hicieron y no conforme con ello han sido cómplices de los bandas.

Actualmente oficiales del municipios de Río Bravo, son investigados por la PGJ porque presuntamente servían de halcones para delincuentes.

Recomponer el tejido social es una prioridad, pues de ahí parte la esperanza del surgimiento de nuevas generaciones de hombres y mujeres respetuosos de la sociedad y sus semejantes.

Los últimos cuatro sexenios han sido para los tamaulipecos los más nefastos por la complicidad con el crimen de quienes tenían la obligación del salvaguardar la tranquilidad prueba de ellos es que están siendo investigados tanto por leyes mexicanas como extranjeras.

Desempolvar el código penal y aplicarlo a sido una de las acciones del actual gobernador, sencillo y práctico.

SE COMPLICA REELECCIÓN DE LA PAVA

Hace un par de semanas los medios pintaban un Oscar Almaraz alegre y sin preocupacion alguna en el tema de la reelección.
Sin embargo en los últimos días las cosas han cambiado y le están saliendo rivales para ocupar la alcaldía.

Arturo Soto Alemán, encargado de combatir las fuentes de ingresos económicos de la mafia, no descarta una tercera participación y se apuntó también el buen Fernando Campos, hijo del conocido abogado Gerardo Campos.

De último momento surge la figura del empresario Jorge Pensado Robles.

El ex tortero no se quita la sombra de Eugenio Hernández Flores, que incluye complicidades en el inmenso saqueo durante su gestión como Secretario de Finanzas.

Entendió mal los arreglos con la cupula en el poder e hizo creer a sus seguidores que podía reelegirse.

Sabe de antemano lo riesgoso y vergonzoso que resultaría si Eugenio Hernández es requerido por alguna autoridad ya sea tamaulipeca o de los Estados Unidos.

La situación está empeorando porque algunos columnistas le están ventilado las tranzas que realiza con cómplices.. es decir, el Alcalde sigue siendo pillo.

Asignó millonarios convenios o licitaciones en favor de amigos y compadres de su hermano, tales como Construcciones y Edificaciones La Muralla.

Modificaciónes en la preparatoria Federalizada número 1, dentro del programa Fortalece.

Sanitarios, una cancha y ampliación de una biblioteca.
Pero todo fue por Invitación.

Nada de malo tendría, pero resulta que los dueños de esta empresa, Lazaro Camacho Camacho y su padre Lázaro Camacho Sánchez, son compadres de Pedro Hernández Carrizales y en su momento también pusieron tierra de por medio al ser buscados por la PGJ, ocultandose en Veracruz.

Saben como hacer “movimientos” ilegales.

Padre e hijo huyeron porque alguien les filtró información confidencial.

Por cierto, hablando de confiabilidad, el Procurador de Justicia Irving Barrios Mójica, anda encabronado porque perdió el factor sorpresa en lo referente a la investigación que se le sigue al ex gobernador Eugenio Hernández Flores.

Sin embargo, cuentan quienes presumen saber mucho de estos temas, que las indagatoria van por buen camino.