Ciudad Madero, Tamaulipas.- Desde hace un mes, Ericka Valeria lucha contra el Covid-19, pero la tarde de este jueves le cayeron los plafones del techo y aguas negras en el Hospital del Seguro Social en Ciudad Madero.

La menor de 9 años es de capacidades diferentes y además de luchar contra el coronavirus, tiene bacterias en los pulmones y en la sangre, pese a todos los padecimientos que presenta es reportada como estable.

Ericka del Ángel Santiago, quien es madre de la niña, explicó a La Razón de Tampico que el accidente ocurrió a las 14:00 horas por la ruptura de una línea de aguas negras.

«Se le cayeron encima unos plafones del hospital, prácticamente el techo, fue como a las dos de la tarde del día de ayer».

Por la contaminación a la que estuvo expuesta, la infante será sometida a más estudios de laboratorio, al no descartarse que haya contraído más bacterias. (elmanana.com.mx)