Tamaulipas.- El astillero de Keppel Offshore que se construiría en Altamira se canceló; en éste se aplicaría una inversión de 400 millones de dólares.

De igual manera, está suspendida la construcción de la planta venezolana Silkimya, cuyo monto de inversión sería de 20 millones de dólares.

A decir del secretario de Desarrollo Económico, Jorge López Salazar, esto se debió a la volatilidad del dólar y al bajo precio del petróleo.

El astillero fue anunciado en el 2013 y se generarían un promedio de cuatro mil empleos, la compañía es originaria de Singapur y una de las solicitudes a las autoridades federales era el dragado del canal de navegación, sin embargo no se concretó la obra.

En abril de 2013 el gobernador Egidio Torre Cantú había viajado a Houston para reunirse con los principales directivos de Keppel Corporation donde hizo la presentación de las ventajas competitivas del estado para este sector y ofreció las facilidades e incentivos para la atracción de este astillero.

El 4 de octubre de 2013 el astillero fue anunciado por Torre Cantú luego de dos años de acercamiento con el corporativo de Singapur, el fabricante más grande de plataformas de alta mar. (http://www.posta.com.mx/)