Entre un fortísimo dispositivo de seguridad y a pesar del miedo que manifestaron cientos de personas por los ataques perpetrados en Londres la noche de este sábado, el concierto benéfico One Love Manchester, organizado por Ariana Grande, se realizó ayer, en el Emirates Old Trafford Cricket Ground, a pocos kilómetros de donde ocurrió la explosión que resultó en varios muertos el pasado 22 de mayo en Manchester.

Ante los miles de asistentes que se esperaban ayer, las autoridades tomaron medidas de seguridad adicionales.

Hemos aumentado nuestros recursos, con un importante número de agentes de la policía de la región de Manchester y colegas de otras fuerzas, algunos de los cuales irán armados”, dijo el superintendente Stuart Ellison.

El público, entre pancartas donde se podía leer “·Para nuestros ángeles”, mantuvo un minuto de silencio antes de que Marcus Mumford, el líder del grupo Mumford & Sons, iniciara el espectáculo.

El grupo Take That, que es de Manchester, siguió después de Mumford con una energía divertida que hizo bailar a la multitud.

Acompañada por Liam Gallagher, Coldplay, Katy Perry, Justin Bieber, Blakc Eyed Peas, Little Mix, Robbie Williams, Miley Cyrus, Niall Horan, McMiller y Pharell Williams, entre otros, Ariana Grande cumplió con su objetivo de llevar luz a Inglaterra, después de los atentados terroristas que la han azotado en las últimas semanas.

Muy aclamada por sus incondicionales, Ariana inició cantando Be Alright y Break Free, aunque luego interpretaría muchos más, sola y acompañada por otros músicos.

¡Manchester vamos a pasarla bien esta noche!¡Quiero escuchar un poco de ruido! ¡Manchester los amamos mucho!”, dijo a modo de bienvenida a este espectáculo que, según cifras de la Cruz Roja, había recaudado más de 12 millones; tres de ellos durante el concierto.

We Stand Together (estamos unidos) fue la consigna del concierto llamado One Love Manchester —cuyas 50 mil entradas se agotaron—; y parece que los artistas lo vieron así, pues al final de la velada los involucrados subieron al escenario en señal de unidad con Grande, que interpretó One Last Time, para cerrar la noche con Somewhere over the Rainbow.

Gracias por estar aquí. Muchas gracias a todos por estar aquí, a estos maravillosos artistas por cantar aquí, no me queda más que decirles gracias”, dijo Ariana.

Los egos quedaron a un lado, pero los duetos no. Lo mismo Ariana con Miley Cyrus, que Ariana y Black Eyed Peas o Liam Gallagher y Chris Martin en la guitarra, todo por una causa común.

Fue precisamente Liam Gallagher, originario de Manchestar, la sorpresa de la noche, pues su participación no estaba contemplada. Don’t Look Back in Anger, que hiciera famoso con Oasis, grupo en el que también estaba su hermano Noel, ha sido el himno de esta ciudad desde el ataque del 22 de mayo.

Con Rock ‘N’ Roll Star y Wall of Glass, su nuevo sencillo, el británico se unió a este esfuerzo para recaudar tres millones de dólares para las víctimas y la Cruz Roja.

Quiero dedicar esta canción a las personas que fueron asesinadas y heridas esa noche”, dijo Liam, para interpretar Live Forever al lado de Chris Martin, vocalista de Cold-
play en la guitarra.

Empresas como la Entertainment Industry Foundation, Facebook, Twitter y Youtube, se unieron. La primera para recaudar fondos y las restantes tres se aliaron con el equipo de producción para transmitir el concierto en vivo; E! Entertainment Television también lo transmitió.

La EIF (Entertainment Industry Foundation) informó en Facebook que Ariana Grande había recaudado 335 mil 125 dólares.

Ariana Grande, quien fue la impulsora de este espectáculo, se mostró emocionada hasta las lágrimas por la audiencia; interpretó temas como Side by Side y cantó con su novio McMiller la melodía I Love the Way. Durante todo el concierto, la joven de 23 años estuvo vestida con jeans holgados y una sudadera blanca con la leyenda en rojo One Love Manchester.

En el concierto, que duró un poco más de tres horas,
Coldplay también subió al escenario e hizo un cover de Don’t Look Back in Anger, de Oasis, que dedicó a Grande

¡Hola a todos! Ariana, queremos decirte gracias por ser tan fuerte. Has estado cantando por nosotros, y ahora cantaremos contigo”, le dijo Chris Martin, vocalista de la banda británica, para después interpretar Fix You, Viva la vida y Something Just Like This.

Justin Bieber llegó casi al atardecer. “Gracias por tenerme aquí. Ustedes son muy valientes. Es algo maravilloso lo que está aquí. Saben que el amor siempre triunfa. La mejor manera de pelear contra el miedo es con algo bueno”, dijo para interpretar con su guitarra acústica Love Yourself y Cold Water.

La cantante Miley Cyrus fue otra de las invitadas, ella entonó el tema Inspired, e interpretó Happy junto a Pharrell Williams, quien además cantó Get Lucky.

Estoy emocionada de estar en este evento rodeada de todos ustedes. Tenemos una responsabilidad con el planeta y es cuidar los unos de los otros. Gracias por hacernos sentir que estamos en casa. Siempre me he sentido en casa, feliz de estar aquí y quiero dedicar esta canción a ustedes y a los que sufrieron durante esta tragedia en Manchester”, dijo.

Katy Perry hizo un llamado al amor y la unidad. Ella interpretó Part of Me y Roar.

Me siento horada de estar aquí para compartir y difundir el amor. Gracias, Ariana por tu valor y fuerza y por invitarme a estar aquí esta noche. No es fácil escoger siempre amor, especialmente en momentos como ahora, puede ser lo más difícil, pero el amor conquista al miedo y el odio. El amor que escogimos, nos dará fuerza y es el mayor poder”, dijo.

Robbie Williams estuvo presente con su éxito Angel y su canción Strong. “Manchester, nosotros somos fuertes (…) aún seguimos cantando nuestra canción”, entonó ante la audiencia.

Niall Horan, de One Direction también estuvo presente, con Slow Hands y The Town. Mientras que Little Mix también cantó para Manchester. (Excélsior.com.mx)