Tamaulipas.- Autoridades municipales recuerdan que disparar al aire es ilegal y tiene duras consecuencias a quien violente esta normatividad. El Código Penal del Estado de Tamaulipas establece penas de 3 a 6 años de cárcel a quien dispare arma de fuego contra una persona.

Además, contempla otro tipo de sanción por posesión de las mismas, dependiendo del tipo de arma que se utilice.

El Bando de Policía y Buen Gobierno en este municipio de igual forma sanciona hasta con cárcel y consignación a quien haga disparos de arma de fuego a la eventualidad.

Lo anterior se les recuerda a los que están tentados a realizar disparos para despedir el 2018 y recibir el 2019 y que ponen en peligro la integridad física de terceras personas, incluyendo las más cercanas.

El regidor Juan Manuel Gómez Castillo presidente de la comisión de prevención del delito, tránsito y protección civil del cabildo local se pronunció en favor de celebrar en familia y no con balazos ante el peligro que esto último representa.

“Sin lugar a dudas que quien infrinja esta norma será detenida y sancionada por la autoridad competente” preciso.

En este sentido, reveló la instrumentación del operativo de fin de año, en el que participan todas las corporaciones de seguridad de los tres niveles de gobierno para prevenir y detectar a quienes realicen disparos de armas durante los festejos de navidad y principio de Año Nuevo.

Puntualizó que a los civiles que se sorprenda haciendo uso de armas de fuego durante las festividades de navidad y Año Nuevo, será acreedor a pasar tiempo en la cárcel.

“Estas balas suben a gran altura cuando se las dispara; Pero lo que uno ignora es dónde van a ir a parar. Siempre hay una posibilidad de que causen grave perjuicio o muerte.” (ElMercurio.com.mx)