Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Personas que defraudan a la sociedad haciéndose pasar por enfermos para pedir dinero en la calle, serían denunciados ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en Tamaulipas, dijo la Directora del Sistema Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Estatal, Omeheira López Reyna.

Reconoció que a través de denuncias anónimas que llegan al DIF sé procede a realizar una investigación al respecto, primero para otorgar apoyo a la persona en vulnerabilidad si es que realmente lo necesita, y sí se detecta que es un engaño se solicita el apoyo de la PGJ para que habrá un una investigación por fraude.

“Lo hemos hecho, hay peticiones o solicitudes anónimas, en Matamoros nos pasaron un caso de un papá que traía una menor en el puente internacional con temperaturas extremas pidiendo apoyo, ese caso lo atendió el municipio y nos dio la información y casos así cuando están en una explotación en ese sentido procedemos directamente. Lo que ha hecho el DIF es pedir a la Procuraduría del Estado, con la que nos coordinamos; que inicie una carpeta de investigación por que es un fraude evidente”, expresó.

Ante el abuso de estas personas pidió a la sociedad en general a que ayude con orientación, es decir que los envíe a las instituciones sociales a pedir apoyo.

“La recomendación es que le pidan a este tipo de personas a que acudan a las instituciones que son de asistencia social ya sea el DIF municipal o en su caso las instancias gubernamentales del Estado que son las responsables para poder ayudar. El contribuir con el peso ó los dos pesos no beneficia a nada la situación si no que aumenta la solicitud de pedir en calle”, manifestó.

Señaló que también hay casos en los que las personas en vulnerabilidad, buscan duplicar los apoyos y acuden a diversas instituciones de beneficencia social, entonces para evitar está situación el DIF estatal mantiene una coordinación permanente con las direcciones municipales y la Secretaría de Salud.

“Estamos muy coordinados con la Secretaría de Salud, nosotros como patrimonio de la beneficencia pública para atender casos de este tipo, de forma que no llegue a una institución y se brinque a otra y ambas hagan solicitud. Nosotros hacemos la valoración médica pedimos a la Secretaría de Salud su colaboración; ella sugraga el costo y se resuelve”, expresó.

Señaló que a nivel estatal no se tiene un censo sobre personas en estado de vulnerabilidad que pidan dinero o apoyo en las calles, probablemente casa DIF municipal tenga una estadística al respecto.

“Se nota mucho más en los municipios chicos donde la gente pide, en los fronterizos se pierde la cantidad de personas que pudieran estar indigentes. Sabemos que tenemos una cantidad importante de indigentes, y va en aumento cuando hay falta de empleo se va recintiendo la carencia económica”, concluyó. (ElMercurio.com.mx)