Sídney.- El cardenal australiano George Pell, quien fuera el número 3 del Vaticano, fue condenado hoy a 6 años de prisión por cinco delitos de pederastia, uno por penetración oral, contra dos menores, en hechos ocurridos hace más de 20 años.

El juez Peter Kidd del Tribunal del estado de Victoria precisó que Pell deberá cumplir tres años y ocho meses de la condena antes de pedir libertad condicional.

Una victima de los abusos sexuales perpetrados por el cardenal australiano George Pell, hallado culpable por pederastia, probó la heroína poco después de los abusos, que sucedieron cuando este tenía 13 años, relatan los padres del afectado.

La víctima, uno de los dos menores que sufrieron los abusos del religioso en 1996, comenzó a drogarse antes de que se cumpliera un año del incidente y murió en 2014 por sobredosis de droga.

El progenitor del fallecido declaró que se enteró de los abusos sexuales del prelado contra su hijo un año después de su muerte y cuando se inició una denuncia contra Pell, otrora cercano al Papa Francisco.

“Noté algunos trozos de papel aluminio que habían sido quemados. Mis padres (los abuelos de la víctima) se dieron cuenta de ello», declaró el progenitor en el avance de sus primeras declaraciones públicas. (Vanguardia.com.mx)