El piloto mexicano de Racing Point, Sergio Pérez, estuvo cerca de atropellar a dos comisarios en la pista, durante el Gran Premio de Mónaco, sexta carrera de la Temporada 2019 de Fórmula 1.

Checo salía de pits cuando un par de comisarios atravesaron la pista, uno alcanzó a pasar mientras que el otro se detuvo para dejar pasar el monoplaza del tapatío, quien logró bajar la velocidad para evitar una desgracia.

La escena fue grabada por la cámara que llevaba su monoplaza. Afortunadamente, Checo pudo eludirlos, sin embargo, quedó en una alerta para la Fórmula 1 en los protocolos de limpieza del asfalto.

“¡Después de este momento, estoy muy contento con mi día! Que todos podemos volver a casa con nuestras familias. Espero que no vuelva a pasar por la seguridad de los marshals”, publicó Checo en su cuenta de Twitter.

En el GP de Mónaco, Checo, quien salió desde el puesto 16, culminó la carrera en el sitio 13. Lewis Hamiton de Mercedes subió a lo más alto del podio seguido de Sebastian Vettel de Ferrari y Valtteri Bottas. (Mediotiempo.com)