Una fuerte tormenta invernal provocó la cancelación de vuelos y cierres de carreteras en Estados Unidos. Por la magnitud del fenómeno, éste es denominado «ciclón bomba» y afectaría, según reportó la cadena CNN, a 70 millones de personas.

Este miércoles, se cancelaron más de mil vuelos porque las aeronaves no pudieron despegar en Denver, Colorado. También hubo afectaciones en vuelos de Casper y Cheyenne.

Se cerraron carreteras en lugares del oeste y en la región centro-norte de Estados Unidos. Cientos de kilómetros de autopistas y de carreteras más pequeñas fueron cerradas en Wyoming y en el oeste de Nebraska debido a las malas condiciones climáticas.

Las clases fueron suspendidas en varios sitios donde se registraron más de 30 centímetros de nieve y existía la posibilidad de tener ráfagas de viento de hasta 129 kilómetros por hora.

Se presentaron nevadas en algunas partes de Colorado, Wyoming, Montana, Nebraska y Dakota del Sur. También se emitieron alertas en Dakota del Norte, noroeste de Minnesota y algunas zonas de Arizona, Nuevo México y Utah.

Los ríos de Wisconsin podrían alcanzar niveles altos y provocar inundaciones en los próximos días a medida que las tormentas eléctricas y lloviznas derritan la nieve que se ha acumulado durante los últimos meses. (Unotv.com)