Tamaulipas/Nuevo Laredo.- La fuerte lluvia que cayó durante toda la noche y madrugada al norte del Estado provocó el cierre de las carreteras Monterrey-Nuevo Laredo, la libre y la de cuota, en ambos sentidos, al quedar inundada.

Desde las 6:00 horas, la circulación fue cerrada en ambos sentidos por el aumento del agua en el kilómetro 163, a la altura del tramo de la Gloria y límites con Tamaulipas.

Automovilistas y transportistas, a través de las redes sociales, detallan que desde la caseta de cobro de Sabinas Hidalgo se encuentra cerrado y paralizado el tráfico en dirección a Nuevo Laredo, mientras en el sentido contrario muestra la misma situación.

Informes de Protección Civil indican que debido a las precipitaciones que desde anoche cayeron en esta zona, varios arroyos se han desbordado, inundando la carpeta asfáltica por completo.

Para evitar alguna situación de riesgo, la Policía Federal decidió cerrar la vía mientras no baje el nivel del agua.

Esto ha generado un congestionamiento vial de varios kilómetros.

Hasta el momento no se reportan heridos ni daños.

Protección Civil municipal que el Río Salado podría desbordarse. (ElManana.com)