Los Ángeles.- La forma del agua, del mexicano Guillermo del Toro, logró este lunes el mayor número de nominaciones a los Globos de Oro, que mostró tolerancia cero al escándalo sexual que sacude a Hollywood.

El último éxito de los estudios Pixar, Coco, recibió una nominación como mejor película animada. La cinta está dirigida a cuatro manos por el estadounidense de origen mexicano Adrián Molina y Lee Unkrich.

Los Globos, que se entregan el 7 de enero, son vistos como una oportunidad para que la industria del cine y la televisión demuestre su condena total a los abusos sexuales que comenzaron a emerger después de las escalofriantes denuncias contra el poderoso productor Harvey Weinstein, que ahora es considerado el mayor depredador de la industria del cine.

La cinta fantástica de Del Toro, que cuenta una historia de amor entre una limpiadora y una criatura anfibia guardada en un tanque de agua en una instalación del gobierno de Estados Unidos, entró en siete categorías: mejor película dramática, guión y director, así como mejor música original, actriz (Sally Hawkins), actor y actriz de reparto (Richard Jenkins y Octavia Spencer).

En la categoría más prestigiosa están también en competencia Lady Bird, The Post, Tres anuncios por un crimen y Molly’s Game.

Los anuncios, que se realizan dos días antes de las nominaciones a los influyentes premios del sindicato de actores (SAG), son un barómetro del momento que se vive con miras al Óscar.

Los Globos de Oro son entregados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, en inglés).

La chilena Una mujer fantástica, del director Sebastián Lelio, recibió por su parte una nominación en la categoría de mejor película extranjera.

Protagonizada por Daniela Vega, Francisco Reyes y Luis Gnecco, cuenta la historia de una mujer transexual que enfrenta la muerte de su compañero en medio de prejuicios, reproches y violencia.

Tolerancia cero

No se esperaba que The Weinstein Company, que despidió a su cofundador, obtuviera alguna nominación, incluso antes del escándalo.

Pero como bien dijo a la AFP el director James Gunn (Guardianes de la Galaxia 2): no se habla de otra cosa cuando cineastas o actores se reúnen.

Los nombres de Kevin Spacey, James Toback, Jeffrey Tambor y Louis C.K., no fueron ni susurrados.

Spacey, que ganó mejor actor en 2015 por House of Cards, no tendrá ocasión de repetir tras las numerosas denuncias en su contra por parte de varios hombres.

Y eso afectó a colegas como Robin Wright, que ya también ganó antes, o a cualquier otro integrante de esta serie, que tenía ocho premios.

La comedia Transparent, con múltiples nominaciones y una estatuilla para Tambor, tampoco recibió ninguna nominación.

Y para rematar, en el caso de Spacey, aparecía como el gran candidato a apoyar en esta temporada con su película Todo el dinero del mundo, pero el director Ridley Scott decidió sacarlo de las escenas y filmar a último minuto con Christopher Plummer, ahora nominado a mejor actor de reparto.

Libres de escándalo

Entre los nominados libres de escándalo -por ahora- y de distintos contextos destacan los cineastas Jordan Peele, cuya cinta Get Out recibió dos nominaciones, Greta Gerwig con cuatro para Lady Bird y Dee Rees con dos para Mudbound.

Get Out, una sátira sobre racismo y la culpa de la clase media blanca, tuvo posiblemente el mayor y más inesperado impacto este año en el cine: está nominada para mejor película y actor de comedia.

Tres anuncios por un crimen, de Martin McDonagh, sobre una mujer que busca revancha por la violación y asesinato de su hija, ya había cautivado a la audiencia en el Festival Internacional de Toronto en septiembre.

Mientras que The Post, de Steven Spielberg, una defensa a la prensa libre y vista como una reprimenda al gobierno del presidente Donald Trump, es considerada por expertos como la favorita a hacerse con la estatuilla a mejor drama.

Coco no debe tener problemas para llevarse la mejor cinta animada, al menos que sus opciones se vean afectadas luego de que el cofundador de Pixar John Lassater admitiera que incurrió en conducta inapropiada.

“El escándalo Weinstein y todo lo que le siguió creó un clima en el que es cada vez más importante enviar el mensaje correcto y hacer lo correcto”, escribió la revista de entretenimiento The Wrap en su editorial. (Jornada.unam.mx)