Ciudad de México.- Una investigación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) encontró irregularidades en el programa de tarjetas para los damnificados de los sismos de septiembre pasado. Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) localizó a cinco damnificados a cuyo nombre se emitieron entre 34 y 14 tarjetas.

Su nombre en 34 tarjetas

A casi tres horas de Tuxtla Gutiérrez, en la comunidad de Tenochtitlán, Villaflores, Reynaldo Molina Espinoza trata de que su casa de adobe siga en pie cuatro meses después del terremoto. La noche del 7 de septiembre de 2017, el sismo de magnitud 8.2 sacudió tanto a su vivienda que algunos muros se deshicieron como si fueran un mazapán. Las tejas y maderas que daban forma al techo, cayeron. El hombre de 56 años lleva varias semanas reconstruyendo esa casa que en su fachada aún tiene pintada de rojo la letra “D”, marca que según le dijeron los peritos determinaba que esa construcción debía ser demolida. Reynaldo decidió no tirarla y lo hizo por una razón práctica: como damnificado por el sismo sólo recibió una tarjeta con 15 mil pesos, “con eso no alcanza para hacer de nuevo la casa”.

Lo que Reynaldo Molina Espinoza no sabe es que en los registros del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) su nombre aparece en 34 tarjetas, a las cuales se les depositó un total de 510 mil pesos.

–¿Usted recibió más de dos tarjetas? –se le pregunta a Reynaldo, campesino que vive del cultivo de maíz y frijol.

“Yo sólo recibí una. A mí no me dieron más”.

Como prueba, Reynaldo saca, de una bolsa de plástico, el sobre y el papel en donde venía la única tarjeta –cuyos cuatro últimos dígitos son 3892– que le entregó personal de Bansefi.

En una investigación realizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) –a la cual Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) tuvo acceso–, el nombre de Reynaldo Molina Espinoza aparece como parte de mil 495 casos de damnificados a los que Bansefi emitió muchas más tarjetas de las que tenían derecho.

De acuerdo con esa pesquisa de 90 páginas, Bansefi emitió 4 mil 574 tarjetas para mil 495 beneficiarios; es decir, se hicieron 3 mil 79 plásticos de más. En esas tarjetas de débito, la CNBV encontró que Bansefi “dispersó recursos en efectivo” que ascienden a 68.8 millones de pesos, es decir, poco más de 3.6 millones de dólares.

En la investigación de la autoridad bancaria se mencionan los 11 nombres de los damnificados a quienes se les emitieron el mayor número de tarjetas, entre 34 y 10 para cada uno, todas con fondos. Además, señala que otras mil 484 personas están registradas con dos y hasta ocho tarjetas de débito cuando, de acuerdo con el programa de apoyo a los damnificados, sólo les correspondería una, pues son las que se emiten para disponer de efectivo. (Zócalo.com.mx)