Nuevo Laredo, Tamaulipas.- En el traslado de reclusos del penal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a un penal federal, los agentes federales realizaron algunos disparos, para controlar el viaje.

De acuerdo con Proceso, el Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que la tarde de este martes, la Policía Federal realizó el traslado de tres internos de alta peligrosidad a un penal federal.

No obstante, durante el operativo se suscitó algo inesperado, por lo que las autoridades detonaron sus armas de fuego, lo que hizo pensar que habían sido los internos los que dispararon para evitar ser cambiados de cárcel.

Horas después, las autoridades confirmaron que «hubo disparos de disuasión por parte de los gendarmes», con el objetivo de poder culminar con el operativo. (SDPNoticias.com)