Esta semana se efectuarán dos conciertos en la frontera de Venezuela con Colombia: uno organizado por el multimillonario Richard Branson (dueño de Virgin Group) a beneficio de los venezolanos que padecen escasez de alimentos y medicinas, y el otro por órdenes del presidente Nicolás Maduro.

Branson dijo en un video publicado el pasado 14 de febrero que este concierto salvará vidas al recaudar dinero para “asistencia médica que tanto se necesita” para Venezuela.

Minutos después del anuncio de Richard Branson, el gobierno de Nicolás Maduro anunció un concierto “masivo” para el viernes y el sábado en el lado venezolano.

A continuación presentamos algunos detalles de ambos espectáculos:

CONCIERTO PARA VENEZUELA

Aunque apoya al autoproclamado presidente encargado Guaidó, el empresario británico Richard Branson le dijo a la agencia AP que ningún gobierno está financiando su concierto y que los artistas actuarán sin cobrar.

Branson señaló que pretende recaudar 100 millones de dólares en donaciones de espectadores de todo el mundo que verán el concierto en vivo por internet.

El propósito del espectáculo e incluso el nombre —Venezuela Aid Live— suscitaron de inmediato comparaciones con el concierto Live Aid organizado por el rockero irlandés Bob Geldof en 1985, con el que recaudó fondos contra la hambruna en Etiopía.

En el evento participarán artistas de talla internacional como Miguel Bosé, José Luis Rodríguez el Puma, Alejandro Sanz, Paulina Rubio, Juan Luis Guerra, Juanes, Ricardo Montaner, Maluma y Maná:

El concierto organizado por Richard Branson tendrá lugar en Cúcuta, una ciudad fronteriza colombiana de unos 700 mil habitantes que ha recibido a cientos de miles de venezolanos que huyen de la hiperinflación y la escasez generalizada en su país.

“Tristemente, Venezuela no se ha convertido en la utopía que el gobierno actual de Venezuela o el anterior esperaban, y eso ha resultado en que muchas personas literalmente se están muriendo por falta de atención médica”, comentó Branson.

El empresario británico espera la asistencia de unas 300.000 personas al concierto de este viernes, que será gratuito a fin de que los venezolanos pobres puedan presenciarlo.

Branson expresó su confianza en que las fuerzas armadas de Venezuela, que se han mantenido leales a Maduro, permitan el paso de la asistencia estadounidense por el Puente Las Tienditas, que une a ambos países.

Sin embargo, el exintegrante de la legendaria banda de rock Pink Floyd, Roger Waters, criticó el #VenezuelaAidLive al considerar que dicho evento no tiene nada que ver con ayuda humanitaria para los venezolanos.

“Esto tiene que ver con que Richard Branson está trabajando para el Gobierno de Estados Unidos para tomar control de Venezuela y no estoy sorprendido con esto. Cualquiera que sean sus razones, no tiene nada que ver con las necesidades que tienen los venezolanos ni con la democracia ni con la libertad y mucho menos con la ayuda”, dijo Waters en un video difundido por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información del gobierno venezolano. (Nación321.com)