Oaxaca.-Desde el 15 de mayo, los conflictos magisteriales en Oaxaca han provocado pérdidas millonarias en el sector turismo.

En 39 días las pérdidas ascienden a más 66 millones de pesos.

«El sector turismo está perdiendo 1.7 millones de pesos diarios, el sector restaurantero lleva pérdidas acumuladas arriba de los 30 millones de pesos y el sector comercial, sobretodo en el centro histórico y alrededores, sus ventas han caído drásticamente al 80%, afirmó Benjamín Hernández, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Oaxaca.

En este momento la gran preocupación para los empresarios es la suerte que correrá la fiesta de la Guelaguetza, debido a que por sí misma genera una derrama económica por encima de los 300 millones de pesos.

En Oaxaca, la fiesta de la Guelaguetza es la temporada más esperada por el sector turismo, sin embargo, debido a los conflictos magisteriales, a menos de un mes de que ésta fiesta arranque, los empresarios han tenido cancelaciones del 30%, esto significa 75 millones de pesos en pérdidas.

Las afectaciones en todos los hoteles han incrementado desde los enfrentamientos del fin de semana en los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

«Nos han cancelado muchísimo negocio y ahora ¿quién va a pagar esas habitaciones?, ahora ¿quién va a venir con nosotros? Oaxaca compite con otros destinos turísticos y ahora con esto está complicado, estamos muy enojados», dijo José Luis Smithers, director de ventas de hotel en Oaxaca.

Los destinos de playa como Huatulco y Puerto Escondido también comienzan a tener cancelaciones porque es difícil llegar.

Las terminales de autobuses están vacías. No hay servicio debido a los bloqueos en las carreteras que complican la entrada y salida a los pueblos y ciudades del estado.

Julián ha perdido cinco días de trabajo.

«No hay corridas para Puebla, voy a tener que quedarme aquí, voy de trabajo y a quedarme otra vez aquí, no puedo trabajar, no me puedo mover», dijo Julián, habitante de Oaxaca.

Las líneas de autobuses ofrecen reembolsos a las personas que ya tenían su boleto.

«Teníamos un viaje para México, pero no están saliendo los camiones, entonces como ya conseguimos otra forma de irnos a México venimos al reembolso», dijo Gustavo, habitante de la Ciudad de México.

El sector empresarial oaxaqueño hizo un pronunciamiento para que se declare a Oaxaca como zona de desastre. (Noticieros.Televisa.com)